Juan Carlos Ferrero, ex número uno del mundo de tenis, se mostró "muy ilusionado" con su nuevo proyecto, entrenar al murciano Carlos Alcaraz, campeón de Europa sub-16 y que forma parte del equipo español que ha alcanzado las semifinales de la Copa Davis júnior.

"Es una decisión bastante sencilla", dijo Ferrero a la Agencia EFE en Marbella, donde compite en la Senior Masters Cup. "Después de lo de Zverev (Alexander) he estado buscando algo diferente, y no meterme en el circuito profesional otra vez a lo mismo", señaló sobre su experiencia con el actual número cinco del mundo, con el que trabajó algo más de ocho meses hasta romper en febrero este año.

"Albert Molina (representante), que lleva también a Pablo Carreño, se puso en contacto conmigo, y ahí comenzó todo", relató Ferrero. "Carlos había venido antes a entrenar a la academia y ya me había gustado mucho. Sopesé las semanas que tenía que viajar con él para no separarme demasiado de la familia, y la cercanía que tengo con él viviendo en Murcia, y todo encajó bien", dijo Juan Carlos.

"Y me hace ilusión porque es un jugador al que puedo moldear un poco para que sea luego un gran profesional", prosiguió. "Con Zverev esas cosas no las podía hacer, porque él estaba muy formado ya, y no entendía mis cosas, y Carlos sí, y creo que nos vamos a llevar muy bien", comentó al comparar su anterior experiencia con el germano.

Carlos Alcaraz, joven promesa

"Carlos ha llegado al equipo con 15 años. Ya está bastante formado, y tiene un esquema de juego. Yo entro por ahí para intentar mejorar las carencias que pueda tener, y aportar mi experiencia. Yo ya he pasado por ahí y tenemos paralelismo en los resultados. Con 15 o 16 años yo tenía los mismos que él ahora. Y va a empezar a jugar los mismos torneos que yo entonces, por tanto estoy ilusionado", añadió.

"No es que quedase quemado", dijo sobre su relación con Zverev, "simplemente tuvimos desencuentros a nivel de entrenamientos en tenis", zanjó Ferrero.

Carlos Alcaraz forma parte de la selección española de tenis sub-16 que derrotó este viernes por 2-1 a Gran Bretaña y se clasificó para semifinales de la Copa Davis Júnior, que se disputa en Budapest, donde se enfrentará este sábado a Italia por un hueco en la gran final.

El propio Carlos Alcaraz formó pareja con Pablo Llamas en el dobles español que venció en el ‘super tie break’ 6-2, 6-7(2) y 10-4 para sellar el pase del conjunto español a semifinales, en las que espera Italia que derrotó a Dinamarca por 3-0.

practicodeporte@efe.es