PracticoDeporteRedacción

Gisela Pulido volverá a la competición, después de cuatro temporadas alejada del máximo nivel, y lo hará en la modalidad de hydrofoil, aunque su cabeza ya está en debutar en unos Juegos Olímpicos, en los de París 2024, donde el kitesurf está incluido en el programa olímpico, en su versión de velocidad.

Pulido que interrumpió su carrera deportiva para realizar otras actividades y retos también relacionados con el kite y el mar, tras hacerse con once campeonatos del mundo de kitesurf, diez en la modalidad de estilo libre y uno en la de olas.

Ahora a sus 26 años, la surfera catalana afincada en Tarifa (Cádiz), disputará una de las pruebas del circuito nacional de hydrofoil, con el que se desarrollarán las competiciones de velocidad elegidas para el estreno de este deporte en la Olimpiada parisina.

Ya a partir de la próxima semana, Pulido comenzará su preparación de cara a debutar en el circuito mundial Hydrofoil Pro Tour, que comenzará en marzo en México.

Retos y sueños

Durante estos años, Gisela Pulido no paró. Buscó nuevos retos ante la falta de rivales en kitesurf, como cuando nevegó a cometa entre las ocho islas canarias o cuando se lanzó a surfear las olas más grandes del mundo, dentro de la iniciativa Big Wave Challenge.

Como ella misma dijo: "Ahora, en cambio, hago apnea, me tiro en paracaídas, hago skate, mil cosas que antes no podía hacer porque solo hacía kite".

Eso sí, durante todos estos años, la catalano-andaluza siempre mostró sus ganas de disputar unos Juegos Olímpicos. "Desde que tengo uso de razón he querido participar en unos Juegos", afirmó.

Por ello cuando supo que el COI incluyó su deporte en el programa de París 2024, lo tuvo claro que ella quería estar allí.

"Estoy viviendo un sueño desde que el COI decidió incluir el kite de velocidad en el programa de los Juegos Olímpicos de París 2024".

practicodeporte@efe.com