PracticoDeporteMadrid

El plusmarquista mundial paralímpico de jabalina F12, Héctor Cabrera, ha pasado doblemente por el quirófano en la última semana para tratar en primer lugar una pequeña hernia y, posteriormente, para recomponer la movilidad de la rodilla en la que sufrió una rotura de ligamentos para una recuperación total que se estima en seis meses.

El valenciano arrastraba desde hace meses unas pequeñas molestias que no le suponían un obstáculo a la hora de realizar los lanzamientos, pero aprovechando este tiempo ha decidido ingresar, ya que debía hacerlo igualmente para tratar la zona articular, y unificar las dos operaciones.

Debido a la necesidad de inmovilizar ambas zonas durante ambos posoperatorios, el campeón de Europa de la modalidad deberá guardar reposo absoluto durante las próximas dos semanas, tras lo que comenzará la fase de rehabilitación. Los doctores estiman que Héctor podría estar en condiciones de volver a competir a partir del próximo mes de marzo de 2021, cinco meses antes de que se inicien de manera oficial los Juegos Paralímpicos de Tokio.

En cualquier caso, el atleta, que tiene 11 medallas de oro, 9 de plata y 12 de bronce, certificó en el mes de julio su clasificación para el evento obteniendo de nuevo la Mínima B necesaria para concurrir, por lo que únicamente deberá centrarse en llegar a Japón en las mejores condiciones físicas posibles.

Entrenamiento durante la pandemia

Durante los meses en confinamiento, Héctor había mantenido los entrenamientos como había podido gracias a un "invento" que hizo en su casa. Colgó una lona en el jardín para poder continuar con los lanzamientos (de peso) sin causar estragos en su hogar y también recibió algunos materiales por parte del Comité Paralímpico para poder montarse un pequeño gimnasio en casa.

También compartía con sus seguidores en el mes de mayo que volvía a tocar la jabalina después de casi dos meses, y lo hacía en la playa, aún vacía antes del verano.

practicodeporte@efe.com