Practico DeporteRedacción

El gobierno japonés se niega a poner en duda la celebración de los Juegos Olímpicos, previstos para este verano, a pesar de la declaración del estado de emergencia sanitaria en Tokio, la ciudad que debe albergarlos.

El primer ministro Yoshihide Suga confirmó este jueves que su capital acogerá de forma "estable y segura" el evento deportivo más importante del calendario. Esta llamada a la calma llega después de que la capital nipona batiera récords en las cifras de contagios por COVID19, lo que obligó al gobierno a declarar el estado de emergencia de nuevo.

"Primero, vamos a hacer todos los esfuerzos en vencer a la COVID19. Y vamos a organizar unos Juegos Olímpicos seguros y estables tomando todas las medidas necesarias," aseguró Suga al ser cuestionado sobre las repercusiones que esa decisión tendría en la cita deportiva.

Desde que ayer comenzase a ganar fuerza la posible declaración de la emergencia sanitaria, el gobierno japonés atajó rápidamente cualquier duda que pudiese sobrevolar la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, que tras posponerse en 2020 se espera que se celebren del 23 de julio al 8 de agosto de este año. El alto mandatario del país anfitrión afirmó que tanto la organización local como el Comité Olímpico Internacional (COI) "continuarán trabajando" por las Olimpiadas "sin falta" y en los plazos previstos.

La población, no tan convencida

Este nuevo estado de emergencia no equivale a un confinamiento de la población, que seguirá pudiendo moverse libremente. Sin embargo, sí que estipula mayores restricciones en los horarios de la hostelería, la recomendación de teletrabajar siempre que sea posible y otras normativas para los habitantes de Tokio.

Suga quiso poner esperanza a la situación recordando el comienzo de las campañas de vacunación en diferentes países del mundo, algo que espera que "cambie el ambiente en el pueblo japonés." Se estima que el anfitrión no empezará a distribuir el fármaco hasta finales de febrero, aunque por el momento su preocupación es "controlar las infecciones."

La evolución de la pandemia está repercutiendo en los ánimos de la población nipona, que cada vez muestra un menor apoyo a estos Juegos Olímpicos. La última encuesta realizada al respecto por la cadena pública NHK reflejó que tan solo un 27% de los cuestionados consideró que deben celebrarse, por el 31% que opinó que hay que aplazarlos de nuevo y el 32% que directamente los suspendería.

practicodeporte@efe.com