PracticoDeporteMadrid

Javier Fernández, dos veces campeón del mundo, cree que el patinaje español tiene una buena cantera, con una gran dosis de talento y, sobre todo, "mucho mérito", dado que este país tiene poca tradición en esta disciplina y cuenta con una gran desventaja en instalaciones respecto a otros del norte de Europa, Asia o Norteamérica.

Así lo ha asegurado a Efe el patinador madrileño en Logroño, donde ha iniciado las actividades de la JFAcademy, con la que recorre diferentes puntos de España ofreciendo clases magistrales a jóvenes patinadores.

Tras la capital riojana ya tiene previsto ofrecer estas clases en Andorra y Jaca, este mes, y en San Sebastián, Vitoria y Valencia en febrero.

El bronce olímpico, bicampeón del mundo y siete de Europa aprovecha estas clases para avanzar hacia su objetivo de consolidarse como entrenador "que es algo que tenía claro que quería ser cuando dejara de competir".

"Me hace feliz saber que la gente que hace este deporte quiere que les enseñe algo de lo que he aprendido en mis años de competición", ha afirmado el madrileño.

Aprendiendo a ser entrenador

Pero a pesar de su amplio currículo, admite con humildad que como entrenador está "empezando y aprendiendo" y tiene "todavía mucho camino por hacer".

Tiene claro, eso sí, que quiere "ir a todas las pistas de hielo de España para enseñar lo que pueda" y "sobre todo, hacerlo en un año complicado para todo el mundo" por la pandemia de covid-19.

Las pistas de hielo han sido una alternativa de ocio en muchas ciudades en la pandemia "y miles de personas se han acercado a patinar", ha explicado el campeón español.

Pero espera que "mucha gente vea que detrás del entretenimiento" que ofrece una pista de hielo "hay un deporte en el que se puede llegar a la elite, y que requiere explosividad, técnica, rito y expresión artística".

"El patinaje es una modalidad muy diferente a otras pero una oportunidad más de hacer deporte en la que se puede llegar muy lejos", ha subrayado.

Algo que ya han comprobado cientos practicantes en España "donde el nivel es muy alto, hay talento", ha recalcado Fernández, que ha podido comprobarlo en los últimos dos años en las clases que ofrece.

Ha reconocido que "es complicado saber si saldrá un patinador que compita a nivel internacional" como hizo él, "ojalá sea pronto, vamos a trabajar para que sea lo antes posible".

Reconoce que "es muy difícil" que salgan campeones de patinaje en un país como España, en el que "tiene mucho mérito" el contar con una cantera en este deporte, por la falta de tradición en esta modalidad y por las pocas instalaciones que hay.

"Competimos con patinadores de Rusia, de otros países del norte de Europa, de Norteamérica y Asia donde hay edificios que tienen hasta 5 pistas de patinaje y en toda España contamos con unas 15", ha detallado Fernández.

Pero aún así considera que "eso al final no tiene porqué ser determinante" porque "con el nivel que hay en España se puede trabajar".

Para ello es fundamental "que los entrenadores se sigan formando" porque "hay muchos que acumulan una gran experiencia, pero deben formarse en técnicas nuevas" y ese es otro de los objetivos que se ha marcado, el enseñar a los entrenadores en sesiones como las que imparte en Logroño.

practicodeporte@efe.com