PracticoDeporteRedacción

Jon Rahm está en un momento de forma excepcional, algo que lleva demostrando desde que aterrizó en la élite y que se ha acrecentado en las últimas semanas, con esa gran victoria en el BMW Championship como principal logro, pero ahora le falta conseguir su primer 'major', algo que buscará, de nuevo, esta misma semana en el US Open.

En este atípico 2020, este será el segundo grande del año a falta de que se dispute el Masters de Augusta en noviembre, que cambia su primavera habitual, por el otoño, pero eso será otro cantar y ahora toca centrarse en el US Open, un torneo en el que Rahm parte como uno de los máximos favoritos y lo hará junto a otros tres españoles: Sergio García, Rafa Cabrera, Adrián Otaegui y el amateur Eduard Rousaud.

El escenario, un campo mítico

No será un torneo fácil para nadie pues, históricamente, este es uno de los 'major' más complicado. Además, este año se juega en el West Course del Winged Foot Golf Club, en Mamaroneck (Nueva York), uno de los campos más legendarios y que acogerá el evento por sexta vez en su historia, convirtiéndose en todo un clásico.

Se espera un campo que presentará muchas dificultades, con hierba alta que complicará de inicio, y greenes muy rápidos que pueden ser una tortura. A todo eso se tendrán que enfrentar los golfistas nacionales, quienes intentarán en este 2020 acabar con la mala racha de nuestro golf, que nunca ha sido capaz de ganar este prestigioso torneo.

La gran baza para ello es la del jugador de Barrika, que ha completado unos playoffs de la FedEx cup estupendos, que también ha ganado el Memorial y que es número dos del mundo ahora mismo, solamente por detrás del estadounidense Dustin Johnson, quien llega en un momento mágico de juego y parte como gran favorito a la victoria final.

Para el resto de españoles, el torneo no termina de llegar en un gran momento. Ni Sergio García ni Rafa Cabrera han logrado buenos resultados en sus últimas presencias en la PGA, vienen de fallar el corte la semana pasada en el Safeway Open y las sensaciones no son las mejores para afrontar un 'major' tan complicado como siempre es el US Open.

Sin embargo, el golf es caprichoso y este puede ser un buen momento para darle la vuelta a la tortilla y empezar de cero. En una situación similar está Adrián Otaegui, mucho más habitual del circuito europeo y que rara vez compite en Estados Unidos. Lo bueno para él es que no tiene presión alguna y no tiene nada que perder. Deben ser dos -o cuatro- días para disfrutar de su deporte.

Estreno de Eduard Rousaud

Y, por último, siempre es una alegría ver a un jugador amateur nacional enfrentándose a un grande. El último fue Adri Arnaus y ahora le llega el turno a Eduard Rousaud, quien se medirá a los mejores del mundo en un campo legendario. Lo más importante para él es mostrar su carta de presentación, aprovechar el momento y que este torneo le sirva para crecer y madurar.

En definitiva, un torneo espectacular y en el que estarán los mejores del mundo junto a cinco españoles. Nadie debería perdérselo.

Practicodeporte@efe.com