PracticoDeporteMadrid

José Luis Peña y su copiloto Rafael Tornabell han anunciado su deseo de volver a participar en el desafío más extremo, el Dakar, después de hacer un repaso a su trayectoria en un directo organizado a través de Facebook.

“No voy a decir que no, aunque tampoco que sí, Polaris está trabajando en un coche nuevo. Quiere dar un paso adelante y hacer un vehículo ganador. Por el covid-19 no han podido probarlo hasta ahora y aprovecharán estas 4 carreras que quedan este año. Veré como se porta y si es competitivo me plantearé ir al Dakar 2021; si no esperaré al 2022. Pero mi idea es volver al Dakar”, dijo Peña.

Ante ello, Rafael Tornabell coincidió con su compañero en el mismo deseo. “Al terminar el Dakar 2020 dije que no volvería, porque era complicado compaginar todos los proyectos”. Pero dada la situación y tantos “planes al agua, voy a reconsiderar mi decisión y hablaré con José Luis”.

Un piloto que ha hecho historia

En relación al Dakar 2021, el piloto cántabro reconoce que “se está poniendo muy interesante”, pues hay mucha motivación, gracias a David Casterá, “que va a mejorar mucho respecto al de este año. Dunas de principio a fin, más técnico y menos velocidad. El Dakar es una experiencia y una aventura única”

A través de Sport Portio, su canal de Facebook, José Luis Peña repasó su trayectoria, y aparte de contar anécdotas sobre estos años, dio voz a una persona y a un piloto que se ha convertido en historia, asegurando que “todo esto es un sueño que sigo viviendo”.

“Me siento muy orgulloso de ser el primer español en ser campeón del Mundo Cross Country T3, el primer en acabar el Dakar en un buggy, siendo cuarto y el mejor debutante; y convertirme, igualmente en el primer español en la historia en terminar y quedar segundo UTV, en el Silk Way Rallye”, afirmaba.

Entre las anécdotas a recordar, destaca el que para él ha sido el momento más importante y más emotivo, “la Baja Portugal, cuando al acabar la carrera, después de mucho sufrimiento, nos proclamamos Campeones del Mundo”. Siendo el momento más duro “la penúltima etapa del Dakar 2018. Eran solo 130 kilómetros, pero estábamos a más de 50 grados”, admitió.

practicodeporte@efe.com