David Ramiro PracticoDeporteMadrid

El tenista de mesa granadino José Manuel Ruiz sigue haciendo historia para el deporte español puesto que en Tokio disputará sus séptimos Juegos Paralímpicos, un hito que ningún otro deportista masculino ha logrado hasta el momento, solo la atleta invidente Purificación Santamarta entre 1980 y 2004.

Atlanta (1996), Sídney (2000), Atenas (2004), Pekín (2008), Londres (2012), Río de Janeiro (2016) y Tokio (2020). En total 28 años en la elite con medallas en todos los grandes campeonatos internacionales.

La suspensión del Open de Jordania, que debía disputarse del 24 al 26 de marzo, ha provocado que la Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF) cierre la clasificación para los Juegos con el ranking actual tras la disputa del 'Costa Brava Spanish Open' de hace una semana, en el que el granadino logró la medalla de plata individual y once puntos para auparse al cuarto puesto de la tabla mundial.

Clasificación dura

Para José Manuel Ruiz clasificarse para Tokio ha sido " especialmente duro y complicado". Primero por los criterios tan estrictos de la Federación Internacional y después por la serie de cambios que tuvo que hacer en su planificación al ver que hace año y medio no era tan competitivo como hasta ese momento.

"Con la ayuda de la Federación empecé a subir al CAR de Madrid para entrenar con el grupo de la absoluta. Buscaba salir de la zona de confort, escuchar opiniones de otros entrenadores y entrenar con otros jugadores, algo que me ha venido bien", señala a EFE José Manuel Ruiz, que compite en la clase 10 de discapacitados físicos.

Además, también centró su preparación en el aspecto físico contratando un preparador personal y en el trabajo psicológico contando con la ayuda de la psicóloga del Comité Paralímpico Español.

"Poder hacer historia en el deporte español es un lujo y un privilegio. Lo difícil no es llegar, es mantenerse, porque esto no es fácil. Hay que rodearse de la gente adecuada y siendo serio y persistente se consiguen las cosas", confiesa Ruiz, que también tuvo que hacer frente a los problemas de salud de su entrenador durante los últimos 23 años, Vladimir Choubine.

"Son momentos que hemos sabido superar y nos han hecho más fuertes", declara.

#7enTokio

Para poder prepararse de la mejor manera, cumplir el sueño y entrar en la historia del deporte español, José Manuel Ruiz lanzó en marzo de 2019 el proyecto #7enTokio.

El objetivo era, como dijo a EFE, "conseguir un apoyo económico suficiente" para dedicarse en exclusiva a entrenar y competir, como hacen sus rivales internacionales.

Competir y entrenar al máximo nivel siempre ha sido difícil para José Manuel Ruiz, porque habitualmente ha tenido que dedicar parte de su tiempo a su profesión, la de profesor de Educación Física en el colegio María Zambrano en Granada, aunque este último año ha estado adscrito a la Delegación de Educación y Deporte, de la Junta de Andalucía, para coordinar proyectos de hábitos de vida saludable. Por ello, lo conseguido hace aún más grande su perfil de deportista.

José Manuel Ruiz, abanderado español en los Juegos de Río, espera volver a escuchar el himno español en Tokio y seguir escribiendo con letras de oro la historia del deporte paralímpico. Solo un español, el marchador Jesús Ángel García Bragado, ha estado en siete Juegos Olímpicos.

practicodeporte@efe.com