Practico DeporteRedacción

La novena edición de la vuelta al mundo en solitario, la Vendée Globe, concluyó con emoción después de que el francés Charlie Dalín cruzase la meta en primer lugar, pero una bonificación de 10 horas y 15 minutos terminó dando la victoria a su compatriota Yannick Bestaven.

El 'Maitre Coq IV' de Yannick Bestaven afrontaba la recta final de la Vendée Globe con un colchón de 10 horas y 15 minutos, que le fueron otorgados por el jurado internacional después de que acudiese a rescatar a un compañero el pasado noviembre. Su embarcación cruzó la línea de meta a las 04:19:46 (hora CET) en tercera posición, resolviendo así la incertidumbre para Charlie Dalín.

El también galo y su 'Apivia' fueron los primeros en terminar la carrera, a las 20:35 de ayer, pero tuvieron que esperar casi ocho horas para saber si eran vencedores o no. Bestaven llegó 7 horas, 43 minutos y 59 segundos después de Dalín, pero descontada su bonificación obtuvo un tiempo final de 80 días, 3 horas, 44 minutos y 46 segundos que le proclamaron ganador.

Por su parte, Dalín concluyó las 28.584 millas náuticas (52.966 kilómetros) que componen la carrera en segunda posición, con una marca de 80 días, 6 horas, 15 minutos y 46 segundos. Completó un podio exclusivamente francés Louis Barton con 80 días, 10 horas, 25 minutos y 12 segundos tras cruzar la meta segundo a las 00:45:12.

Una llamada de auxilio clave

Bestaven, de 48 años, nacido en Saint Nazarie pero residente en La Rochelle, vio así como su sueño se cumplía después de casi 13 años de espera. En la edición de 2008-2009, tuvo que abandonar en la cuarta jornada después de que el mástil de su barco, 'Energies Autour du Monde', se rompiera al paso por el golfo de Vizcaya.

El momento clave de su victoria no fue al cruzar la línea de meta, sino el pasado 30 de noviembre. La organización de la Vendée Globe le llamó para que acudiese a ayudar a Kevin Escoffier, en una zona en la que ya se encontraba Jean Le Cam. Yannick viró su 'Maitre Coq IV' y pasó gran parte de la noche rastreando la zona hasta que Le Cam pudo subir al náufrago a bordo.

Por esa acción recibió la bonificación de tiempo del jurado internacional, lo que le permitió afrontar con más calma el resto de contratiempos que sufrió. El pasado 11 de enero, al pasar por el cabo de Hornos, su balcón de proa se arrancó, se quedó sin sistema de enrrollador automático y algunas velas de proa quedaron inutilizadas, por lo que perdió el liderato que ostentaba hasta entonces.

Sin embargo, consciente de la importancia de sus 10 horas y 15 minutos de bonificación no se rindió y lanzó un estratégico ataque a 1.300 millas (2.400 kilómetros) de meta, pasando por el norte de las Azores para tener un viento más potente. Su estrategia fue a la postre clave en su victoria, ya que le permitió recortar distancias con Dalín, líder en ese momento, hasta obtener la ventaja necesaria para ganar una vez aplicada la bonificación.

Bestaven es además el inventor de los hidrogeneradores que equipan los IMOCA de esta carrera, ganador de la Mini Transat 2001 a bordo de un barco construido por él mismo y bicampeón de la Transat Jacques Vabre en Class40 (2011 y 2015). Lideró la Vendée Globe del 16 de diciembre al 11 de enero con su 'Maitre Coq IV', un Verdier botado en marzo de 2016 y equipado con pequeños 'foils' alerones.

El español mejor clasificado fue Dídac Costa y su 'One Planet One Ocean', 20º y que se quedó a 3.487 millas náuticas (6.461 kilómetros) del campeón.

practicodeporte@efe.com