PracticoDeporteBarcelona

La Cursa de la Mercé, una de las carreras más emblemáticas de Barcelona, está previsto que se celebre el 20 de septiembre incluso con más personas que en años anteriores.

El concejal de Deportes del ayuntamiento de Barcelona, David Escudé, explicó en una rueda de prensa telemática que "la vuelta a la normalidad deportiva será como una carrera de fondo en la que habrá que sortear obstáculos" para llegar a la meta final.

El ayuntamiento de Barcelona quiere que esta carrera sea el inicio del calendario de carreras populares de la ciudad tras la crisis derivada del coronavirus. En 2019, en esta prueba participaron un total de 12.000 corredores, y para este 2020 se pretende que corran "los mismos e incluso más". Todo ello si la situación sanitaria lo permite, la pandemia remite y las medidas de seguridad se pueden cumplir para que no haya peligro para los participantes, precisó.

"Tenemos las cosas muy claras después de haber estado trabajando estos meses y estamos intentando crear el nuevo modelo Barcelona de carreras populares. Haremos nuestro propio protocolo de evento deportivo", dijo Escudé.

Maratón 'más casera'

Desde el ayuntamiento también trabajan en un nuevo modelo de carreras para el futuro. "Puedo decir que haremos un modelo nuevo de eventos en las calles. Hay preocupación, pero estamos trabajando para garantizar protocolos en el momento que se den", señaló Escudé.

El Zurich Maratón de Barcelona, que fue aplazado del pasado marzo al 25 de octubre, tiene más complicada su celebración por todo lo que rodea a la prueba con participantes de todos los puntos del planeta.

"Debemos ser prudentes y no levantar expectativas que no podremos cumplir. Este año podríamos hacer una maratón más casera", confesó el dirigente municipal sobre la carrera más importane de la Ciudad Condal.

practicodeporte@efe.com