PracticoDeporteRedacción

La onubense Carolina Marín, una de las mejores jugadoras de bádminton de la historia, ya ha dejado atrás de forma definitiva su lesión de rodilla y este martes ha derrotado en brillante partido a la japonesa Nozomi Okuhara, número tres del mundo.

En el Abierto de China, uno de los más importantes del calendario, se ha impuesto la española por 21-16 y 21-18 en poco más de 45 minutos de juego y ha dicho adiós de un plumazo a esos siete duros meses en los que ha estado apartada de las pistas.

Si hace una semana, en su reaparición, no pudo derrotar a una jugadora mucho más accesible como la tailandesa Supanida Katethong, esta vez ha sido capaz de mostrar su mejor nivel para llevarse una victoria fundamental para recuperar toda la confianza.

Buenas sensaciones en su rodilla

Si se sintió "bastante decepcionada, aunque contenta por las sensaciones de la rodilla" después de aquel partido, este martes seguramente está mucho más feliz con la gran victoria lograda.

Ha derrotado a la número tres del mundo y ya está en los octavos de final del torneo, ronda en la que se medirá a la estadounidense Beiwen Zhang, número once del ránking y con la que tiene un cara a cara empatado (2-2).

Practicodeporte@efe.com