PracticoDeporteRedacción

La natación española buscará en los Juegos de Tokio sumar el mayor número de medallas, principal objetivo de cualquier deportista que dispute dicha competición, pero que en el caso de los nadadores nacionales tendrá otro incentivo, el solidario, cada medalla se convertirán en producto cárnico destinado a comedores sociales.

Así será tras el acuerdo de la Real Federación Española de Natación y el Grupo Miguel Vergara, quien donará hasta 1.000 kilos de sus productos por las medallas conseguidas, mediante el reto #NadarparaAlimentar .

En concreto, si una nadador español obtiene una medalla de oro, la donación de 200 kilos de producto, que serán 150 por una plata, y 100 por el bronce.

Fernando Carpena, presidente de la RFEN, explica que este acuerdo acerca "a uno de los segmentos más exitosos y atrayentes como es el de la gastronomía. Estamos encantados por ello y claro que recogemos el guante de este reto solidario porque compartimos unos valores definidos”. 

Responsabilidad social

Por su parte, Miguel Vergara Zamora, consejero delegado del Grupo Miguel Vergara, apunta que esta acción "tiene un componente de ayuda a los demás, de colaboración con el entorno y responsabilidad social corporativa con los que nos sentimos profundamente comprometidos".

"No hay nada que nos enorgullezca más que motivar y ayudar, a través del deporte, a las personas que lo necesitan”, afirma.

Por ello, desea que la natación española “consiga muchas medallas olímpicas que recompensen su esfuerzo y solidaridad para ayudar a familias en situación desfavorable a obtener un alimento tan esencial y con el que normalmente no cuentan cómo es la carne fresca”.

practicodeporte@efe.com