Una encuesta realizada a mujeres de entre 25 y 45 años durante el confinamiento debido a la crisis del coronavirus demuestra que la práctica de ejercicio físico ha aumentado considerablemente entre la población femenina.

El estudio ha sido llevado a cabo por MAMIfit, una compañía especializada en el cuidado y el bienestar de la mujer. Entre los resultados, destaca que antes del confinamiento un 64% de mujeres hacía deporte entre 0 y 2 días a la semana, mientras que actualmente la cifra ha caído al 30%. Esto se debe precisamente a que, debido al aumento de tiempo libre, ahora lo practican con mayor frecuencia.

Antes de la crisis sanitaria, tan solo un 36% se ejercitaba durante tres o más días a la semana, cifra que ha aumentado hasta el 70%, es decir, una subida del 94%. Dentro de ese porcentaje, tan solo un 7% realizaba actividad física durante 5 días a la semana y un 3% entre 6 y 7 días. Actualmente, esas cifras han aumentado hasta un 18% en ambos casos.

El aumento en la cifra de mujeres que se han animado a hacer deporte en casa se demuestra al comprobar que antes de la pandemia un 25% de mujeres no hacía ningún tipo de actividad física en toda la semana, mientras que ahora el porcentaje ha caído hasta el 11%.

 Cambios de hábitos que llegan para quedarse

Las principales causas que impedían a las mujeres hacer ejercicio o incrementar la frecuencia con la que lo practican eran la falta de tiempo o motivación y las tareas laborales y domésticas. Esos obstáculos siguen siendo un impedimento durante la cuarentena, ya que un 59% afirma que les cuesta encontrar un hueco para hacer deporte debido a la acumulación de tareas y a que sienten que se tienen que ocupar de todo.

Las encuestadas reconocen que mantenerse activas está siendo una gran ayuda para pasar el confinamiento. El 85% afirma que les ayuda a desconectar de las preocupaciones, gestionar sus emociones y sentirse mejor durante el día. De hecho, estos cambios en los hábitos han servido para que un 82% de mujeres asegure que los mantendrá una vez acabe la cuarentena.

Los vídeos de entrenamiento online se han convertido en la principal ayuda para mantenerse en forma durante estos días. Mucha gente desconocía esta forma de hacer ejercicio y, al probarla, han descubierto que se adapta mejor a sus necesidades. Aunque un 56% sigue prefiriendo los entrenamientos presenciales porque les motiva a salir de casa y por el seguimiento personalizado del entrenador, un 44% confiesa que seguirá con los entrenamientos telemáticos cuando puedan abandonar sus hogares porque así ahorran tiempo en desplazamientos y lo pueden compaginar mejor con las tareas de casa.

Por lo tanto, a través de esta encuesta se puede comprobar que el confinamiento, pese a ser duro, ha traído una serie de beneficios, especialmente en cuanto al aumento de actividad física se refiere, creando nuevos hábitos y tendencias.

practicodeporte@efe.com