PracticodeporteRedacción

La selección española juvenil femenina de balonmano playa se ha proclamado este domingo nueva campeona de Europa de la categoría, tras imponerse por 0-2 (26-27 y 22-23) a Hungría, en la final disputada en la localidad polaca de Stare Jablonski, mientras que el equipo masculino fue bronce.

Las jugadoras de José Luis Pérez Poblete, que tan sólo habían cedido un set en los seis encuentros precedentes, ratificaron su condición de mejor equipo del torneo, después de doblegar por 0-2 a Hungría, que como España llegó invicta al último encuentro.

Una victoria, eso sí, no exenta de sufrimiento ya que España se impuso en la primera manga por un ajustado 26-27, gracias a una última acción de dos puntos de Inoa Lucio.

Igualmenteigualado fue la segunda manga, que cayó definitivamente del lado del equipo español por 22-23, gracias a una sensacional actuación de María Rivera, que firmó ocho de los diez últimos puntos de las "guerreras juveniles de la arena".

Los chicos, bronce

Por su parte, la selección española juvenil masculina, campeona de Europa en el año 2017, se colgó la medalla de bronce, tras derrotar este domingo por 0-2 (15-19 y 19-30) a Holanda en la final de consolación.

practicodeporte@efe.com