3.8 kilómetros de natación, 180.2 kilómetros en bicicleta y 42.2 kilómetros corriendo son el menú que espera a los valientes triatletas que afronten este sábado el impresionante Ironman de Lanzarote, uno de los más espectaculares del mundo.

La prueba se ha convertido en todo un clásico, ya que la primera edición tuvo lugar en el ya lejano 1992 y contó con poco más de 150 deportistas, una cifra paupérrima si tenemos en cuenta la cantidad de participantes que compiten en este tipo de competiciones.

El de Lanzarote, además de ser espectacular, se caracteriza por ser uno de los más duros del mundo debido a la orografía de la isla, siempre con pendientes exigentes que llevan al límite a todos los triatletas.

Una tortura para el cuerpo

La salida se da a las 07:00 horas de la mañana y la jornada se prolongará hasta pasada la media tarde, pues los primeros clasificados pueden rondar las ocho y las nueve horas, sin embargo, la media de los deportistas suele oscilar entre las 12 y las 13 horas de duración.

El momento de la salida siempre es uno de los más vibrantes con los triatletas saliendo disparados hacia el agua de Playa Grande, en Puerto del Carmen, que es uno de los principales reclamos turísticos.

Superados esos casi 3 kilómetros de agonía en el agua, toca afrontar el exigente sector de ciclismo, que consta de una única vuelta por puntos tan emblemáticos como El Golfo, la Geria, el Mirador del río y Puerto del Carmen, donde arrancarán la exigente carrera a pie.

La carrera a pie transcurre por el Paseo Marítimo de Puerto del Carmen hasta Matagorda

El Maratón, por su parte, constará de tres vueltas; la primera de ellas será también por Puerto del Carmen, concretamente por su pareo marítimo siguiendo hasta el final de Playa Honda, mientras que la segunda y la tercera vuelta transcurrirán por el mismo paseo marítimo en Puerto del Carmen hasta Matagorda y vuelta.

Todo esto acompañado del clima fantástico de Lanzarote y de sus espectaculares paisajes, que se rendirán a cada uno de los deportistas que consigan cruzar la meta, convertida en un verdadero homenaje a todos los valientes que hasta ahí logren llegar. Lo de menos, es ganar o acabar en el puesto 200.

practicodeporte@efe.com