PracticoDeporteMadrid

La selección española dice adiós a las opciones de medallas en el Europeo sub-19 de balonmano femenino, que se disputa en la localidad húngara de Györ, tras perder ante Rumanía (24-29) en la segunda fase de clasificación.

Las dos selecciones se presentaron en el Audi Arena Györ con la necesidad de ganar, al presentarse en esta segunda fase arrastrando una derrota de sus respectivos grupos (España ante Hungría 23-33). Eso provocó que los nervios estuvieran muy presente a lo largo del partido, donde la calidad de uno y otro equipo se entremezcló con errores y pérdidas de la pelota. Más de parte española en la recta final, necesitada de dar la vuelta a un partido que cada vez se le puso más cuesta arriba.

Arriba en el marcador

Un buen inicio del equipo español permitió a las de Imanol Álvarez liderar el marcador, con una Paula Arcos muy acertada en ataque en este comienzo, con tres goles de otros tantos intentos (6-4). No obstante, la defensa 6-0 de Rumanía mermó la efectividad en ataque de las españolas, lo que permitió a las rumanas igualar el partido (7-7) pasado el ecuador de la primera mitad.

A falta de cinco para el descanso Diana Samar puso por delate a Rumanía (11-12), después de un parcial de 0-3. Fueron momentos complicados, a pesar del acierto bajo la portería de Nicole Wiggins, para España, que tuvo que retirarse al descanso con dos goles abajo (12-14).

España salió a por todas en la continuación. A pesar de que se encontró con un 12-15 de salida, poco a poco fue recuperando las sensaciones del inicio, para igualar (16-16) gracias a June Loidi, con todo por decidir. Dos tantos de Andrea Popa y uno de Miruna Pica volvieron a poner a las rumanas tres arriba (17-20) mediado el segundo tiempo.

Esta vez ya fue la definitiva, el equipo español no encontró huecos ante la presión defensiva del rival. El paso de los minutos aumentó la precipitación de las de Imanol Álvarez, que fueron viendo como Rumanía se distanciaba (19-23) a falta de poco más de diez minutos para la conclusión.

El acierto de Popa en ataque -cinco goles en la segunda mitad- ayudó mucho a impedir la reacción de las españolas en los últimos minutos, y eso que nunca dejaron de intentarlo. Al final derrota de cinco goles y a luchar por el quinto puesto.

practicodeporte@efe.com