PracticoDeporteRedacción

Veteranos, leyendas o simplemente los 'abuelos' del deporte español muestran estos día su intención de prorrogar su carrera deportiva hasta el próximo 2021 con la intención de disputar sus últimos Juegos Olímpicos, los de Tokio, que pasarán a celebrarse el año que viene debido a la pandemia del coronavirus.

Son los Alejandro Valverde, Pau Gasol, Teresa Portela, Saúl Craviotto, Raúl Entrerrios y Jesús Ángel García Bragado son algunos de los deportistas españoles que se habían fijado este verano con su participación en los Juegos de Tokio 2020 poner fin a su carrera deportiva o al menos en su participación con la selección española, y que ahora tienen que replantearse esta situación.

Pero, a todos ellos, su pasión por el deporte y por acabar su trayectoria profesional con la guinda que supone unos Juegos y la opción de subir al podio, en muchos casos, provoca que todos ellos hayan expresado que intentarán alargar un año más sus longevas carrera deportivas.

Sueño con el oro

Es el caso de un Alejandro Valverde, quien desde que conquistase la medalla de oro en un Mundial, en 2018, dejó claro que el objetivo que le quedaba era el podio olímpico. A pesar de que podrá encarar con 41 años la cita olímpica, el murciano afirma que "si los Juegos al final son el verano del 2021, si todo va bien y yo sigo en condiciones, estaré aunque por supuesto tendré 41 años y todo será más complicado".

"Tengo un año más de contrato y en el 2021 podré correr sin problema y si el seleccionador me convoca, estaré en los Juegos para hacerlo lo mejor posible", afirma.

Por su parte, otra de las grandes leyendas del deporte español, como es Pau Gasol, quien no tenía segura su participación este verano debido a una lesión, es cauto en cuanto a su participación el próximo año, ya que "veremos cómo sigue evolucionando todo. Me sigo concentrando en mi día a día, en recuperar el pie que es lo principal; para luego ver qué posibilidades tengo".

"Cuando lleguemos a esos momentos y a ese nivel decidiremos, veremos cómo está la situación y cuándo podemos volver a la normalidad de las competiciones para poder preparar unos Juegos", añade.

"Controlo lo que puedo controlar, lo que está en mi mano. Trabajo día a día para estar bien físicamente y para recuperar el pie. Veremos qué acaba sucediendo, pero siendo positivo y optimista", añade.

Teresa Portela se puso el objetivo de sumar sus sextos Juegos Olímpicos este verano, por eso una que conoció el aplazamiento de Tokio 2020 afirmó en las redes sociales que "este año para mí lo sentía realmente especial. Luchaba por estar en mis sextos JJOO".

Pero no fue una frase de despedida porque la piragüista de Cangas, con cinco diplomas olímpicos, señala a continuación "toca esperar la decisión de cuándo se realizarán", pero "si he conseguido estar 20 años en la élite...espero poder aguantar algo más", en una muestra de quien esTeresa Portela.

A por los octavos

Si la gallega es un ejemplo de longevidad deportiva a sus 37 años qué decir de Jesús Ángel García Bragado, el marchador madrileño que tendrá el próximo verano 51 años y con plaza asegurada para los Juegos, serían sus octavos, lo tiene claro: "Allí se hará la última competición de 50 kilómetros y si había decidido estar allí, esto no va a cambiar mi decisión",explica a EFE.

Tokio, en año y medio, llegará García Bragado con 51 años y de competir allí se convertirá en el único deportista de la historia en llegar a las ocho participaciones en Juegos Olímpicos, un hito impresionante. De lograrlo, superaría a la también legendaria jamaicana Merlene Ottey.

"Habrá que tener un poco de paciencia, porque mi sueño de retirarme dentro de cinco meses se va a ver un poco postergado. Habrá que volverse a preparar para poder estar listo en el 2021", añade.

.Otro de estos grades deportistas es Saúl Craviotto, quien figuraba en todas las quinielas para ser el abanderado español, tras sumar ya cuatro medallas olímpicas, y que al igual que lo anteriores entiende y apoya el aplazamiento de los Juegos.

"Estoy extra motivado, más que nunca, pudiendo ser abanderado en Tokio. Cobra mucho más sentido del que ya tenía para mi, que era mi sueño, la cima a la que podía aspirar. Va a ser el año más duro de mi carrera deportiva, me voy a dejar el alma para aportar mi granito de arena e intentar dar una alegría a mi país. Voy a dejarme la piel para intentar traer una medalla para España. Estoy convencido de que saldremos de esta", apunta.

La despedida tiene que esperar

Otro que ya había empezado a despedirse a la espera de hacerlo definitivamente este verano es Raúl Entrerríos, alma y pieza clara de los Hispanos del balonmano español. Ahora todo ha cambiado y él lo tiene muy claro. “A día de hoy, claro que sí que me gustaría participar en los Juegos, pero ahora en lo primero que hay que pensar es en superar esto y una vez que salgamos de esta situación y volvamos a una cierta normalidad, entonces será el momento de valorarlo todo”.

“Lógicamente, me gustaría estar en los Juegos, pero ahora mismo en lo que pienso es en estar aquí, en casa, cuidándonos, superar esta situación, que es una situación muy grave en la que la gente está sufriendo mucho, y después ya se verá. Creo que hay tiempo de sobra para evaluarlo y ya lo pensaremos con calma”, concluyó Entrerríos.

No son los únicos que esperarán para disputar el año que viene sus últimos Juegos. Otros históricos de nuestro deporte aguardan al 2021 con muchas ganas, como el waterpolista Dani López Pinedo, el triatleta Javi Gómez Noya, la levantadora Lydia Valentín,la nadadora Mireia Belmonte, la guardameta de las Guerreras Silvia Navarro o la base Laia Palau.

practicodeporte@efe.com