Luz Gancedo Practico DeporteRedacción

Los cinco españoles que juegan en la NBA (los hermanos Willy y Juancho Hernangómez, Ricky Rubio, Marc Gasol y Serge Ibaka) ya han cerrado su futuro y conocen los respectivos equipos en los que jugarán la próxima temporada 2020/2021, con alguna sorpresa de última hora.

El primero en moverse fue el base Ricky Rubio, que sufrió en sus pieles uno de los bailes de equipo en equipo tan propios del mercado NBA. El de El Masnou, afianzado en unos Phoenix Suns que acabaron la 'burbuja' invictos, vio cómo su equipo optaba por intentar ofrecer a su estrella Devin Booker los mimbres para luchar ya por el anillo. El resultado acabó con el español en los Thunder a cambio de Chris Paul, pero tampoco duró mucho allí ya que el equipo de Oklahoma, en reconstrucción, le envió de vuelta a su primer equipo en la liga, Minnesota Timberwolves.

Rubio regresó así a la que fuera su casa durante seis años, un equipo que cuenta con jóvenes talentos como D'Angello Russell, Karl-Anthony Towns o el reciente número 1 del draft, Anthony Edwards. Allí compartirá vestuario con otro español, el menor de los Hernangómez, tras su llegada este mismo febrero. Juancho ha logrado asentarse en los Timberwolves tras varios vaivenes en los Denver Nuggets, hasta el punto de que el equipo de Minnesota le ofreció una renovación por tres años y 21 millones, el último de ellos opción de equipo.

Misma ciudad, diferente equipo

El bombazo lo trajo Marc Gasol, que dudaba entre el equipo en el que militaba y con el que ganó su único anillo en 2019, los Toronto Raptors, y la oferta de unos Lakers candidatos a repetir título. Finalmente, Gasol eligió a los angelinos pese a que supone renunciar a parte del salario que sí le prometía el equipo canadiense. Tras un traspaso en el que mandaron a JaVale McGee y una segunda ronda a los Cavaliers, la franquicia oro y púrpura acumuló el espacio salarial suficiente para ofrecer al pívot español un contrato por dos años y cinco millones.

El mediano de los Gasol, de 35 años, aceptó así una propuesta que le permitirá estar en uno de los favoritos al anillo pese a perder dinero. Además de compartir vestuario con una estrella de la talla de LeBron James, Marc podrá quitarse la espina de jugar en el equipo que le drafteó en 2007 para traspasarle antes siquiera de su debut, precisamente a cambio de su propio hermano Pau.

En la misma ciudad estará también Serge Ibaka, aunque con otros colores. El ala-pívot abandona el mismo equipo que Marc Gasol y aterriza en la urbe angelina, pero jugará en Los Ángeles Clippers para apuntalar el juego interior de un equipo huérfano de hombres altos tras las marchas de Montrezl Harrell y JaMychal Green. Ibaka, una de las piezas más cotizadas de la agencia libre gracias a su buena defensa y a su mejora en el tiro exterior, firma por dos años y 19 millones.

El congoleño-español se reunirá de nuevo con Kawhi Leonard, con el que conserva un buen recuerdo de su etapa como compañeros en los Raptors campeones de hace dos temporada, por lo que intentarán repetir la gesta de nuevo.

Willy Hernángomez, un año más

La carrera en la NBA del mayor de los Hernangómez no ha sido para nada fácil, tras recalar siempre en equipos en reconstrucción que le privaron de minutos para progresar. Pese a estar en el mejor quinteto de 'rookies' en su primera temporada con los New York Knicks, los neoyorquinos, primero, y los Charlotte Hornets, después, le reservaron un papel residual en la rotación.

Por eso mismo, el español estaba valorando sus opciones en la liga estadounidense para decidir si intentarlo una vez más esta temporada o regresar a Europa, donde no le faltaban equipos interesados. Finalmente, jugará en los New Orleans Pelicans, que le firman por una temporada y el mínimo de 2,5 millones. Sin embargo, allí también tendrá que ganarse los minutos, ya que su nuevo equipo acaba de fichar a Steven Adams y contaba ya con jóvenes promesas como Jason Hayes, Zion Williamson, Brandon Ingram o Lonzo Ball.

El que también recala en la NBA es el argentino 'Facu' Campazzo, que estaba decidido a dar el salto desde el Real Madrid. Los Nuggets serán su equipo para su debut en la liga estadounidense, tras firmarle por dos años. Allí, compartirá equipo con jugadores como Jamal Murray y, sobre todo, Nikola Jovic, con el que se espera que conecte bien para ofrecer el mismo espectáculo con el que conquistó Europa.

practicodeporte@efe.com