PracticoDeporteMadrid

Sin un atisbo de duda y sin miramientos. Así ha arrancado la selección española júnior de balonmano este Campeonato del Mundo que se disputa en Galicia -segunda vez que acoge este evento- y en el que hay puestas muchas esperanzas.

Ante Estados Unidos, el guion del encuentro fue el esperado. Los Hispanos Júnior no tuvieron ningún problema para desarbolar al conjunto norteamericano y rompieron el choque desde el primer minuto, dominando en todo momento y convirtiendo el debut en un mero trámite.

Sin problemas ante Estados Unidos

Sin embargo, no por esperado deja de ser ilusionante esta gran victoria. 34-13 fue el resultado final, pero en apenas cinco minutos la diferencia ya sobrepabasa los seis tantos de diferencia.

El transcurrir de los minutos solamente sirvió para poner de manifiesto que entre ambos equipos había una diferencia sideral. Estados Unidos es una recién llegada, como quien dice, al balonmano, mientras que España es una verdadera potencia más que consolidada, con títulos mundiales y europeos, así como medallas olímpicas.

Túnez, el jueves, y Serbia, el viernes, serán los próximos rivales de España

Pero el campeonato de verdad arrancará este mismo jueves, la primera gran prueba de fuego ante la selección de Túnez, también a las 21:00 horas. Además, apenas 24 horas después, los chicos de Isidoro Martínez deberán enfrentarse, todavía en la primera fase, a otra potencia europea como Serbia.

Se trata de partidos importantes de cara a conseguir un choque favorable en los octavos de final, que será el momento en el que el Mundial se ponga atractivo de verdad y cuando los partidos empiecen a ser realmente trascendentales. El objetivo del equipo, hasta ese momento, es ir cogiendo confianza, velocidad de crucero, algo que ha hecho de forma ejemplar este martes la selección ante Estados Unidos.

Practicodeporte@efe.com