La selección española de rugby 7 buscará este fin de semana en el torneo de Singapur, octava de las diez etapas que componen las Series Mundiales, refrendar una permanencia que roza tras el histórico resultado de hace tres semanas en Hong Kong.

La séptima plaza conseguida por España en Hong Kong le permitirá ser segunda cabeza de serie e integrar un grupo asequible, el Grupo A, en el que además del mejor equipo del mundo, Fiyi, se medirá con Rusia, colista en lucha por eludir el descenso, y Japón, que es la selección que ha sido invitada.

Dos victorias para ir a cuartos

Dos victorias en la jornada del sábado frente a rusos y japoneses, rivales asequibles para los jugadores dirigidos por Pablo Feijoo, clasificarían a España para unos cuartos de final en el circuito principal por segunda vez consecutiva y tercera en su historia.

A falta de tres etapas para que termine la temporada, España es decimotercera en la clasificación de las Series Mundiales con 35 puntos, cinco más que Gales, su inmediata perseguidora, y dieciséis más que Rusia, que ocupa provisionalmente la única plaza de descenso.

Levy descartado y de Juan, reserva

Lucas Levy, zaguero del Aix en Provence francés, que acaba de superar una grave lesión, ha sido el jugador descartado para el torneo de Singapur entre los catorce expedicionarios, mientras que Javi de Juan, tercera línea del Ciencias Fundación Cajasol de Sevilla, oficiará como reserva.

El resto de convocados que disputarán la octava etapa de las Series Mundiales en la ciudad-estado de Singapur son: Marcos Poggi e Iñaki Villanueva (FER), Tom Pearce (El Salvador), Pol Pla (FC Barcelona), Jaike Carter (Hartpury College / ING), Iggy Martín (Bera Bera), Igor Genua (Hernani), Pablo Fontes (Majadahonda), Javier Carrión (La Vila), Paco Hernández, Manu Sainz-Trápaga y Nacho Rodríguez-Guerra (Cisneros).

[embed width="" height=""]https://youtu.be/KyAMGWNK4qw[/embed]

practicodeporte@efe.es