Luz Gancedo, Practico DeporteMadrid

La apertura de Marépolis, el nuevo centro de buceo del espacio X-Madrid en Alcorcón, acerca el mar a la capital y proporciona a los aficionados de esta disciplina un lugar idóneo para poder practicarla sin necesidad de realizar desplazamientos a la costa.

El espacio cuenta con un total de 2.500 metros cuadrados de instalaciones entre las que destacan sus dos piscinas multinivel, pero también incluyen una zona de restaurante y cafetería, una tienda de material deportivo y aulas de formación. Cada piscina cuenta con características diferentes. Por un lado, la piscina para la iniciación cuenta con una parte de 1,5 metros de profundidad y otra de 3 metros, en la que hay unos aros para practicar movimientos debajo del agua.

"El objetivo es que se vaya practicando de forma gradual para que luego al ir al mar sea más sencillo," explicaron desde Marépolis a Practico Deporte/EFE.

Ese área destaca por su pared transparente de metraquilato, que permite a los visitantes del centro comercial poder observar desde fuera a la gente que está buceando. Además, la otra piscina también tiene una profundidad gradual, que alcanza los 20 metros de profundidad en su impresionante pozo, convirtiéndola en la piscina más profunda de España.

"Gracias a la tecnología podemos estar ahí. De manera natural podemos estar simplemente unos minutos con nuestra respiración, pero gracias a la tecnología podemos vivir un mundo maravilloso, un mundo diferente, y ahora, cerca de nuestra casa," expresó Óscar Hernández de Marépolis en el acto de presentación oficial.

Ya piensan en crecer

Pese a que acaban de abrir, desde Marépolis ya hablan de proyectos futuros y de continuar con el crecimiento del centro. "Dentro de un tiempo tendremos un panel de contracorriente para hacer entrenamientos específicos," aseguraron.

Las instalaciones de Marépolis se unen así a la oferta de X-Madrid, conocido por contar con espacios dedicados a la práctica de deportes como el surf, la escalada o el skateboarding dentro de un mismo centro comercial. Además, aquellos instructores cualificados que lo acrediten podrán alquilar las instalaciones para realizar sus cursos si lo desean.

Con todo, bucear en una piscina no es lo mismo que bucear en el mar, aunque sus aguas cuenten con una solución que les aporta un punto de salinidad.

"Además de por lo evidente de las vistas, al no haber ni flora ni fauna, se puede notar en la flotabilidad, pero por lo demás la experiencia es similar," prometió Hernández.

Un centro multidisciplinar

Marépolis se postula como un lugar de referencia no solo para los apasionados del buceo, sino también para personas que estén interesadas de todas las edades. Desde "bautismos", nombre que recibe comúnmente el primer contacto con el buceo, hasta cursos de todos los niveles podrán realizarse en las instalaciones.

Además de buceo recreativo y técnico, también se puede practicar apnea, hay una Escuela de Sirenas para aprender a moverse en el agua como estas criaturas mitológicas y una formación de Scuba Rangers para que niños a partir de 8 años se diviertan viviendo aventuras bajo el agua.

"El resultado está aquí. Para nosotros lo bonito de esto es que meter este 'bicho' en un centro comercial implica el éxito que ya estáis teniendo a nivel de bautismos. Son casi 300 los que han tocado la vitrina y han dicho 'yo quiero participar'. Ese es el reto de este elemento, popularizarlo en un centro comercial," afirmó el director de X-Madrid, Víctor Fernández.

Más allá del ámbito deportivo, la zona de aulas que sirve para impartir la formación teórica previa a las inmersiones también se destinará a realizar charlas y actividades pedagógicas en defensa del medio marítimo y su flora y fauna, ya que como los propios buceadores comentan, no se entendería ese deporte sin ellos ni sin los compañeros.

"El buceo es social, es un deporte muy social que no puedes hacer solo," dijo Hernández.

Varias ramas en torno al buceo

El centro está certificado por Diamond SSI como emisor oficial de sus títulos oficiales, por lo que las personas que quieran cualificarse en el buceo no tendrán que desplazarse a ciudades costeras para ello. Otro proyecto que Marépolis tiene en marcha, aunque como reconocen desde la organización, "parado" en estos momentos por la situación sanitaria, es la puesta en marcha de paquetes de viajes para bucear gestionados por ellos mismos. Diferentes actividades con un mismo eje en común: la pasión por el buceo.

En cuanto a las medidas y protocolos sanitarios por la COVID19, destaca una máquina específica con la que desinfectan y secan todo el material deportivo. No solo el propio, sino que su normativa establece que también debe pasar por ella el equipamiento que provenga de fuera, en el caso de los buceadores habituales. La boquilla para los respiradores también es nueva para cada persona.

A todo ello se le suman las medidas ya habituales: uso de mascarilla obligatorio en todo el recinto, puntos de gel hidroalcohólico, distancia de seguridad y grupos reducidos y desinfección habitual de las zonas comunes.

practicodeporte@efe.com