PracticoDeporteRedacción

La saltadora barcelonesa Meritxell Playà conquistó la medalla de bronce en la prueba de longitud, de la clase T11 para atletas ciegos, en la tercera jornada del Mundial de atletismo paralímpico que se está disputando en Dubái (Emiratos Árabes Unidos).

Playà, con un mejor salto de 4.74, finalizó el concurso en tercera posición por detrás de la ucraniana Yuliia Pavlenko, plata, y la china Guohua Zhou, que se colgó el oro.

La prueba comenzó para la española con un salto nulo y a pesar de ello Meritxell y su guía Robert Díez se concentraron para hacer un gran registro en el segundo intento, en el que saltaron 4.74, una distancia que no pudieron superar en los siguientes cuatro intentos.

Hasta el último salto, Meritxell estuvo a un solo centímetro de la plata, pero Pavlenko se elevó hasta los 4.87 en su último salto y abrió más diferencia entre ambas competidoras.

La saltadora catalana asegura con esta medalla su plaza en los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, al igual que la también saltadora madrileña Sara Martínez, en longitud clase T12.

Segunda medalla

La medalla de Meritxell Playà es la segunda de España tras la del extremeño José María Pampano, que se colgó el bronce en los 800 metros de la clase T36 para deportistas con parálisis cerebral.

La medalla de oro en la carrera de 800 metros se la llevó el británico Paul Blake con un tiempo de 2:07.44 y la plata el argelino Sid Ali Bouzourine con 2:15.85. Pampano, de 40 años, entró tercero en meta con 2:27.70 solo unas centésimas por delante de otro español, José María González, que fue cuarto.

El objetivo de España en este Mundial es superar las once medallas logradas en el último Mundial celebrado en Londres en 2017.

practicodeporte@efe.com