PracticoDeporteRedacción

La española Mila Martínez seguirá entrenando una temporada más al Suzuka Point Getters, de la liga de fútbol japonés, por lo que emprenderá su tercer año al frente del cuadro nipón y seguirá haciendo historia al ser la única mujer al frente del banquillo de un club de fútbol masculino en un periplo del que ha destacado "la paciencia que tienen los japoneses con los proyectos".

La extécnico del Fundación Albacete femenino, en entrevista a Efe, ha señalado que "no tiene nada que ver con España, porque si pierdes cuatro o cinco partidos sabes que te despiden y en Japón, en cambio, creen mucho en la apuesta que han hecho por un entrenador o modelo deportivo", ha explicado.

Su condición de única mujer en el balompié masculino de este país asiático no le ha influido en su día a día: "No he notado ni un trato diferente o gesto machista ni en el club, plantilla o rivales", ha asegurado la entrenadora conquense.

Ha reconocido que en España, en cambio, "ser mujer es complicado" porque "la figura de la entrenadora no está reconocida, a pesar de que hay muchas compañeras preparadas, y sólo hay que ver que en la Primera división femenina hay únicamente tres entrenadoras".

Aunque le gustaría "volver a España como entrenadora", ha entendido que "en el fútbol masculino veo imposible que apuesten por mí, porque cada director deportivo tiene a sus preferidos. Y en el femenino ahora es muy complicado con la pandemia", ha apostillado.

Muy reconocida en Japón

Martínez, natural de Fuentelespino de Haro (Cuenca), ha vinculado su renovación como primera entrenadora el papel de directora de la cantera del Suzuka Point Getters, proyecto en el que "me ofrecí porque quiere crear un filial para el asalto a la liga profesional y les expliqué que, para ello, necesitamos fomentar una base de cantera".

Preguntada por la principal diferencia del fútbol nipón con el español, ha destacado la "falta de disciplina táctica" como su principal "punto débil", sobre lo que ha dicho que incide "muy a menudo, porque creo que es fundamental para ir avanzando".

Martínez ha admitido que no se ha sentido "reconocida" en España a pesar de que, ha puesto como ejemplo, "ascendí con el Fundación Albacete y lo mantuve en Primera División tres temporadas con jugadoras que no cobraban ni podían entrenar todos los días".

Por el contrario, ha comprendido que su experiencia "suena más exótica al ser en Japón, un país en el que se me ha valorado por mis capacidades y en el que me siento muy reconocida", ha resaltado.

practicodeporte@efe.com