Carlos Mateos Gil | PracticoDeporteMadrid

Mireia Belmonte (Badalona, 1990) con "mucha ilusión y trabajando duro" los Juegos de Tokio 2020, donde tendrá objetivos "bonitos" como ser la primera en la historia de la natación olímpica que revalida el oro en los 200 mariposa y también aboga porque si no es ella que sea una mujer la que porte la bandera española en la ceremonia inaugural.

La campeona en Río bucea con igual soltura en la piscina que entre sus medallas, algunas de ellas expuestas en el Santander Work Café Recoletos de Banco Santander, donde estará antes de viajar a otras ciudades. EFE pudo entrevistarla tras la inauguración de este museo y analizó con ella todos los retos que se le presentan en este año trascendental.

Pregunta: Es año olímpico. ¿Cómo afronta los Juegos de Tokio 2020?

Respuesta: Con mucha ilusión, con muchas ganas y trabajando duro para ello.

P: Si mira cuatro años atrás y compara la preparación de Rio y la de Tokio ¿cómo llegó a la anterior y cómo va esta?

R: Diferencias no hay muchas, más o menos ha sido todo igual. Lo único que en el 2016 venía de un año vacío en el 2015 por la lesión de los hombros y aquí fue en el 2018. Es más o menos lo mismo. La preparación se asemeja una a otra y lo que sí estoy este año es trabajando con mucho volumen, con muchos metros y haciendo muchas cosas diferentes.

P: Una de ellas, participar días atrás en el medio maratón de Sevilla

R: Fue una experiencia bonita, diferente. Es verdad que incluyo la carrera dentro de mi preparación para nadar pero nunca había hecho una tirada tan larga de 21 kilómetros. Fue una experiencia bonita.

P: Tokio 2020 es una cita de retos. Puede convertirse en la deportista española, entre hombres y mujeres, que más medallas atesore. ¿Es un estímulo?

R: Son objetivos bonitos para cumplir pero no me centro simplemente en eso. Lo primero es disfrutar de la preparación, hacerla bien, prestar atención a todos los detalles minuciosamente y llegar en la mejor forma posible.

P: Puede ser también la primera que revalide la medalla de oro en los 200 metros mariposa femeninos...

R: Es como un estímulo más ambicioso porque nadie en la historia lo ha conseguido, cada cuatro años hay una campeona olímpica diferente. En mi caso tengo la oportunidad de hacerlo. Ojalá sea así y tenga la oportunidad de estar en lo más alto del podio.

Abanderada

P: ¿Se ha imaginado siendo la abanderada española?

R: La verdad es que muchas veces. Pero tenemos la suerte en este país de tener muchas deportistas, muy buenas deportistas. Nuestro palmarés como país de medallas olímpicas es espectacular así que siempre está difícil poder portar la bandera, cada cuatro años es una decisión súper difícil.

Este año, si no puedo ser yo, que sea una mujer la que pueda portar esa bandera para hacer un reconocimiento a todas las mujeres y a todo el deporte femenino de este país.

P: Un deporte femenino que está en la vanguardia

R: En los últimos años es el que está dando más resultados, el que trae más medallas para casa. Creo que va siendo hora de que un reconocimiento así se pueda ver a nivel internacional.

P: ¿Con qué se daría por satisfecha cuando acaben los Juegos?

R: La verdad es que no lo sé. Puede pasar de todo en unos Juegos, todo el mundo se prepara para ello. Yo soy una más. Mi objetivo es conseguir lo máximo posible y en mi caso este año es más difícil porque tengo una prueba más que en Rio, el 1.500 femenino que se incluye en el programa de natación. Es una prueba de fondo más que preparar y es difícil cargar con una prueba más en una semana tan justa.

practicodeporte@efe.com