PracticoDeporteRedacción

La tenista española Garbiñe Muguruza ha logrado otra notable victoria en los octavos de final de Doha, donde ha derrotado a la ucraniana Yastremska por un contundente marcador de 6-2 y 6-4 sin apenas ofrecer ningún síntoma de duda.

La jugadora nacida en Caracas sigue demostrando que su arranque 2020 es difícilmente mejorable y cada vez está empezando a conseguir victorias más holgadas e importantes. Si este martes pasaba por encima de Tomljanovic, hoy ha hecho lo propio ante la jugadora ucraniana, que se ha visto superada de principio a fin.

Muguruza, sin altibajos

Ha resistido mejor en el segundo set Yastremska, que logró igualar a cuatro y sembrar cierta duda en el encuentro, pero Garbiñe supo cerrar el choque antes de que se pudiera complicar. Muguruza siempre fue por delante, siempre dominó las sensaciones y por eso ha certificado su clasificación para los cuartos de final de la mejor forma posible. No parece que haya ninguna jugadora en el circuito más en forma que ella. Solamente le queda rematar con la victoria en uno de estos torneos.

El primer parcial fue una perfecta demostración de lo que es hoy en día la tenista española, una jugadora prácticamente sin altibajos, que mantiene una regularidad constante en su juego, que manda desde el servicio y que mantiene una mentalidad positiva y una competitividad feroz que la elevan a un nivel al que pocas jugadoras pueden llegar en el actual circuito de la WTA.

Por eso, en lo que va de temporada, ya ha firmado, como poco, cuartos de final, en los tres torneos importantes que ha disputado, señal inequívoca de que ha recuperado su mejor versión y de que su unión con Conchita Martínez está siendo tan buena como casi todo el mundo esperaba.

Hoy ha ganado por 6-2 y 6-4 y se ha garantizado un puesto entre las ocho mejores de Doha, sin embargo, el cuadro no permite un descanso. Y menos a estas alturas.

Barty, rival en cuartos

Este jueves, en el último turno de la jornada, tendrá que medir sus fuerzas ante la australiana Ashleig Barty, actual número uno del mundo y que llega después de no haber tenido que jugar su duelo de octavos ante la retirada de Rybakina, por lo que Barty no tuvo ni que saltar a la pista catarí.

Practicodeporte@efe.com