PracticoDeporteDavid Ramiro

Con lleno en las gradas y un ambiente inmejorable de atletismo con largas colas de gente una hora y media antes del comienzo de la competición, el nuevo estadio de Vallehermoso se inauguró este domingo con Orlando Ortega y Fernando Carro de protagonistas y la expectación que generó el duelo de velocistas entre Bruno Hortelano y Oscar Husillos.

En los 110 metros vallas, Orlando Ortega, con el público entregado, no defraudó y se impuso con claridad con un tiempo de 13.32, un registro ligeramente superior a los 13.14 que hizo tan solo veinticuatro horas antes en la prueba de la Liga de Diamante de París. En Madrid segundo fue el chipriota Milan Trajkovic (13.44) y tercero el kuwaití Yaqoub Al-Yoha (13.45).

"Correr aquí ha sido impresionante, con todo el publico de Madrid y de toda España animándote. No me lo quería perder por nada del mundo, es una alegría enorme, ha salido un buen resultado y ha merecido la pena esta paliza", confesó en la zona mixta del estadio de Vallehermoso.

Ortega tiene como objetivo de la temporada el Mundial de Doha (Catar) que se disputará del 28 de septiembre al 6 de octubre.

"Estoy tranquilo. Me veo muy bien, la preparación está siendo muy bueno y el objetivo es Doha. Ahí va a ser el pico de forma y espero luchar por el oro", comentó.

Fernando Carro

El madrileño Fernando Carro, que competía en casa, notó el apoyo de su afición, sobre todo en los metros finales, en los que protagonizó una remontada para celebrar una victoria incontestable en los 3.000.

Carro se impuso con un tiempo de 7:51.69, mejorando notablemente su mejor marca de 8:03.17 en casi doce segundos. Más lento corrió el etíope Tadese Worku (7:52.01), que lo hizo nueve segundos por encima de su mejor marca para acabar segundo, mientras que el español Sergio Jiménez completó la terna de ganadores con un tiempo de 7:53.19.

Duelo de velocistas

Una de las pruebas más esperadas fueron los 400 metros, en las que se midieron los dos atletas españoles más veloces, Oscar Husillos y Bruno Hortelano, después del duelo que mantuvieron el año pasado también en Madrid, pero en la pista de Moratalaz.

Hortelano, plusmarquista nacional de 100, 200 y 400 metros, debutó en competición oficial esta temporada y pagó su inactividad con el último puesto en la final con un tiempo de 46.32. Tampoco le fue mucho mejor a Husillos, que quedó sexto con 46.17. Hace un año, Hortelano registró 44.69 y Husillos 44.79 en Moratalaz.

El vencedor en los 400 metros fue el qatarí Emmanuel Bamidele (44.85), segundo quedó el corredor de Bahreín Abbas Abubaker (44.90) y tercero fue el estadounidense Nathan Strother (45.33).

Powell contra Rodgers

Tampoco defraudaron los 100 metros, en los que se vivió el duelo entre el jamaicano Asafa Powell y el estadounidense Michael Rodgers.

Powell, que este año ha corrido en 10.2 segundos, aunque posee una mejor marca personal de 9.72, se impuso en la semifinal con claridad, aunque en la final, llevandose la mano al muslo izquierdo trasero, terminó séptimo. Dominó la prueba Rodgers, que hizo 9.97 -su mejor marca es 9.85-, por delante del francés Jimmy Vicaut y el japonés Abdul Hakim Sani Brown.

En la categoría femenina, en los 100 metros, la sudafricana Catharina Horn estableció la mejor marca mundial del año con 11.01, solo siete centésimas menos que la búlgara Ivet Lalova-Collio. La estadounidense Tori Bowie, campeona del mundo de la distancia, completó el podium.

Salto de longitud

María Vicente, de 18 años y plusmarquista española de heptatlón, con una marca de 6,47 en julio en el Campeonato de España sub-20 disputado en Granollers, mejoró en dos centímetros su registro, hasta los 6,49, en su primer salto. No lo pudo superar en los otros cinco saltos y quedó tercera. Primera fue la saltadora de Islas Vírgenes Chantel Malone, con 6,56, y segunda la jamaicana Chanice Porter, con 6,51.

La otra española, Fatima Diame, no pudo mejorar su marca de 6.68 y en Madrid se quedó en 6.47, en cuarto lugar.

En los 400 metros vallas hombres, Sergio Fernández logró la mínima para el Mundial de Qatar al quedar tercero con un tiempo de 49,14, su mejor marca de la temporada y un registro ligeramente superior al mejor de su carrera, 48.65. Por delante de él quedó en primer lugar el jamaicano Kemar Mowatt (48.89) y el estadounidense Khallifah Rooser (49.08).

En los 800 metros el keniano Alfred Kipketer se impuso en un ajustado final a su compatriota Jonathan Kitilit. Completó la terna de ganadores el español Kevin López, que registró 1:45.38, casi dos segundos superior a su mejor marca, 1:43.74. Cuarto finalizó Álvaro de Arriba y quinto Mariano García. Los tres lograron la mínima para el próximo Mundial.

Nuevo Vallehermoso

La nueva casa del atletismo madrileño está situado en el barrio de Chamberí, con 35.000 metros de pista verde y un graderío de revestimiento vegetal con capacidad par diez mil espectadores.

El diseño ha sido obra del exatleta y arquitecto Alfonso Cano, cuya construcción ha costado 14,5 millones de euros.

Para su estreno la expectación fue máxima y el estadio colgó el cartel de 'no hay billetes'. Desde una hora y media antes de comenzar la competición cientos de personas rodearon el estadio esperando entrar al recinto.

Antes de empezar la competición se homenajeó a algunos de los atletas míticos que triunfaron en el antiguo Vallehermoso, entre ellos Fermín Cacho, Ruth Beitia y el marroquí Hicham El Guerrouj, que fueron los tres que se llevaron el mayor aplauso.

Historia de Vallehermoso

El viejo Vallehermoso, construido sobre el antiguo Cementerio Sacramental de San Martín, fue inaugurado el 19 de marzo de 1961 con motivo de los XIII Juegos Escolares Infantiles y clausurado en 2007. Entre ambas fechas fue el escenario de episodios memorables.

Tal vez el que más revuelo mundial causó fue la primera derrota en diez años del estadounidense Edwin Moses en 400 metros vallas. Su compatriota Danny Harris, con un crono de 47.56, truncó su racha de 122 victorias consecutivas el 4 de junio de 1987.

Aquel mismo día otro estadounidense, Carl Lewis, en posesión de nueve títulos olímpicos, corrió los 200 en 19.92 y disfrutó de su enorme popularidad en España, superior, incluso, a la que tuvo en su propia tierra.

En Vallehermoso el cubano Javier Sotomayor saltó 2,35; la rusa Yelena Isinbáyeba batió el récord mundial de pértiga con 4,95 y su compatriota Tatiana Lebedeva saltó 15,02 en triple. Este domingo el marcador de la historia se pone a cero en el santuario del atletismo madrileño.

practicodeporte@efe.com