PracticoDeporteMadrid

La boxeadora española Joana Pastrana ha perdido el título de campeona del mundo del peso mínimo, versión IBF, al perder a los puntos ante la costarricense Yokasta Valle, por decisión dividida, en combate disputado en el Arena Marbella de Puerto Banús.

Fue un gran combate entre dos estilos muy diferentes. El boxeo más técnico de Pastrana contrastó con el de una Valle, que fue al intercambio continuo de golpes, y que por momentos, llevó a la española a su terreno, lo que permitió ver una auténtica pelea por un título mundial. Al final las puntuaciones fueron de 96-94, 93-97 y 93-97 a  favor de la americana.

Comienzo eléctrico

El combate comenzó eléctrico. La costarricense Yokasta Valle no llegó de turismo a Marbella sino todo lo contrario. Buscó la distancia corta, intentó arrinconar a la campeona. Fueron unos primeros rounds sin respiro, donde Pastrana se vio incómoda ante el ímpetu de la aspirante.

No obstante, empezó a coger la distancia a la costarricense, a partir del cuarto asalto. Fue un freno a la valentía de Valle, que buscó siempre la iniciativa, a lo que Pastrana tuvo que poner toda la técnica y calidad que atesora y que pule con cada combate.

Así, con el paso de los asaltos mejoró aunque sin fiarse de una rival, que no regaló nada y que en cualquier momento pudo dar un susto mayor, que no llegó por la consistencia que ya tiene la madrileña. Una Yokasta Valle hace un par de años hubiera sido letal, pero ahora Pastrana, es mucho más boxeadora, hoy por problemas físicos o por que no tuvo su día, no pudo con la americana .

Sin parar

La costarricense no dejó de tirar manos en toda el combate, con poco acierto, por la movilidad de Pastrana, cuya principal preocupación fue que Yokasta no entrara en la distancia corta, como llegó a ocurrir por momentos en el sexto y en el séptimo asalto. Eso obligó a la española a salir en el octavo más ofensiva, fue su mejor asalto, llegó con varias manos al rostro de su rival, quien siguió a lo suyo, tirando golpes.

Poco cambió en el noveno, otra muestra de la igualdad entre una y otra, dejando las últimas fuerzas para un último round de infarto, en el que las dos lo dieron todo. Ambas soltando golpes en el centro del ring, en un gran final de combate, en el que Valle llegó con más consistencia.

Tras el combate, Pastrana explicó en declaraciones a Gol Televisión que había sufrido una lesión en una mano en el primer asalto, que le restó fuerza en los golpes, y afirmó que nadie debe dudar de que volverá.

practicodeporte@efe.com