PracticoDeporteRedacción

Durante muchos minutos hemos pensado en Fignon y Lemond, en aquella contrarreloj que todo el mundo tiene grabada a fuego en su memoria. Muchos años después, con otros protagonistas, se ha vivido una situación similar. Tadej Pogacar ha logrado lo que parecía imposible, recuperarle un minuto a su compatriota esloveno Primoz Roglic en un desenlace de Tour para la historia.

El juez final ha sido La Planche de Belles Filles, una ascensión corta y de duras rampas que suponía el final de esta penúltima etapa y cuyo nombre siempre estará ya asociado a la historia de la mejor carrera del mundo.

Parecía difícil de creer lo que ha terminado ocurriendo. Ya en los primeros kilómetros, Pogacar empezaba a marcar mejores tiempos que Roglic, pero todo hacía pensar que el líder hasta hoy iría guardando alguna fuerza para esos últimos kilómetros cuesta arriba. Nada más lejos de la realidad porque cuando la carretera se ha empinado es cuando la diferencia se ha hecho más grande.

Pogacar se ha llevado la etapa y el Tour desbancando a un Roglic que ha sido el gran patrón de la carrera desde el primer día hasta casi el último, porque este domingo solamente queda el paseo triunfal en París. Por el camino, el esloveno termina con tres victorias de etapa, con la clasificación de los jóvenes y también con la de la montaña. Un premio completo.

Landa y Mas, cuarto y quinto

Por lo demás, tanto Mikel Landa como Enric Mas han aprovechado hasta este último día para progresar y esta vez han aprovechado la desastrosa contrarreloj del colombiano Miguel Ángel López para asaltar ese puesto y terminar en la general en cuarta y quinta posición respectivamente, dos puestos de honor para dos formidables escaladores que siempre han dado la cara, que han ido de menos a más y que no han dejado nunca de estar con los mejores de la carrera.

El podio virtual lo completa el australiano Richie Porte, quien pisará su primer cajón de una Gran Vuelta a sus 35 años y después de haberlo intentando durante toda su trayectoria profesional. Un premio más que merecido.

Además, el equipo Movistar se lleva la general por equipos y completa un Tour decente para el ciclismo español, que llegaba sin muchas pretensiones y saldrá de París más que orgulloso. La fiesta no ha podido ser completa porque Alejandro Valverde ha perdido su siempre deseado Top 10.

Practicodeporte@efe.com