PracticoDeporteRedacción

La madrugada del domingo al lunes arranca en Melbourne (Australia) el primer Grand Slam de la temporada y lo hace con dos grandes favoritos sobre el resto, el serbio Novak Djokovic y el español Rafa Nadal, que está ante su primera opción de llegar a los 20 Grand Slams y, por tanto, empatar en lo alto del ránking histórico con Roger Federer, que también parte como uno de los candidatos.

Aunque la conocida 'next gen' parece haber dado ya el paso adelante más importante, ahora les queda el más difícil, el de derribar al trío legendario en los torneos grandes, algo que parece complicado que llegue en este Abierto de Australia viendo cómo han arrancado la temporada Nadal y Djokovic, números uno y dos del mundo.

Bautista ya no sería sorpresa

Sin embargo, tras ellos y la incógnica de saber en qué estado de forma está Federer, ya aparecen como alternativas jugadores como el ruso Daniil Medvedev o el griego Stefanos Tsitsipas. Y tampoco podemos obviar a otro de los españoles, Roberto Bautista, noveno cabeza de serie y que viene de completar una ATP Cup fabulosa, donde ha ganado todos sus partidos sin ceder un set.

Habrá más españoles, Pablo Carreño, que parte como cabeza de serie y que podría ser rival de Nadal en tercera Ronda, Fernando Verdasco, que siempre es un jugador que puede regalar una gran actuación, Feliciano López, que debutará contra Bautista, los jóvenes Davidovich y Munar, el veterano Pablo Andújar, Albert Ramos y Roberto Carballés. Todo eso a la espera de si Mario Vilela y Pedro Martínez logran superar la previa y entrar también en el torneo.

Lo que está claro es que para los tenistas españoles, mientras Nadal peleará por el título y Bautista por llegar lo más lejos posible, el resto tratarán de hacer el mejor camino posible, siendo conscientes de la dificultad que tiene avanzar en un torneo tan duro como este.

Por lo que respecta al cuadro femenino, siempre es mucho más difícil de predecir y analizar teniendo en cuenta la irregularidad de algunas de las mejores jugadoras y de la enorme igualdad que existe ahora mismo en el circuito de la WTA, sin embargo, todo parece indicar que la veterana y legendaria Serena Williams parte como gran favorita. Ha aparecido en Australia mucho más fina que de costumbre y acaba de ganar su primer título desde que fuera madre.

Garbiñe Muguruza, alternativa a las favoritas

A su lado, un puñado de aspirantes entre las que hay que meter a Garbiñe Muguruza, pese a sus dos temporadas de irregularidad y malos resultados. Parece haber arrancado algo mejor 2020 y su binomio con Conchita Martínez ya funcionó cuando se juntaron en aquel Wimbledon que terminó en la vitrina de la española.

Al margen de Muguruza, la nómina de alternativas es muy alta. Petra Kvitova, la joven Andreescu, Simona Halep, Naomi Osaka, la número uno del mundo Ashleig Barty, Madison Keys, Karolina Pliskova y un largo etcétera.

Del resto de jugadoras españolas, solamente tienen la plaza asegurada Carla Suárez, que tendrá un debut muy complicado ante la bielorrusa Sabalenka, y las jóvenes Paula Badosa y Sara Sorribes. Al igual que en el cuadro masculino, el tenis patrio está a la espera de saber si Lara Arruabarena y Nuria Parrizas se ganan un puesto a través de la fase previa.

El mejor tenis del mundo ya está de vuelta.

Practicodeporte@efe.com