PracticoDeporteRedacción

No ha sido un buen fin de semana para Jon Rahm y Rafa Cabrera en el US Open de golf. Ambos terminaron las dos primeras jornadas entre los diez mejores del torneo, pero los dos últimos días se han cebado con ambos y han terminado más allá de los veinte primeros clasificados.

La victoria final ha sido para el estadounidense Bryson DeChambeau, quien ha cimentado esta gran victoria en un extraordinario domingo en el que ha mostrado su mejor golf, sin altibajos y sintiéndose superior a sus rivales y a un campo de Winged Foot Golf Club, en Mamaroneck, Nueva York que solo ha permitido que un jugador, el mencionado DeChambeau, haya terminado sus 72 hoyos por debajo del par del campo.

Y es que para ver todo esto basta un dato que es clarividente, porque el ganador ha sido el único jugador capaz de ganar al campo en esta última jornada, pero es que todos los días se ha visto un golf así, de pura supervivencia ante una greenes dificilísimos y unas condiciones muy complicadas para jugar al golf.

Así, tanto Sergio García como Adrián Otaegui y el amateur Eduard Rousaud se despidieron del torneo tras las dos primeras jornadas, ya que no pudieron superar el corte, mientras que las opciones de Rahm y Cabrera se mantenía algo más. El de Barrika las dilapidó en una mala tercera jornada en la que perdía sus opciones de ganar, mientras que Cabrera ha tenido su vía crucis particular este domingo en el que ha terminado con ocho golpes por encima del par del campo.

Si por algo se ha caracterizado este Winged Foot Golf Club es porque es capaz de arruinarte cualquier vuelta en pocos minutos porque los bogeys han ido cayendo para todos los jugadores sin descanso alguno.

DeChambeau, campeón intratable

Y en este ejercicio de supervivencia el mejor ha sido uno de los mejores del mundo: Bryson DeChambeau, que ha sabido pasar los malos momentos y en este domingo ha desatado su mejor juego para terminar ganando con autoridad sobre el joven estadounidense Matthew Wolff quien, con tan solo 21 años, ha puesto en jaque a todos los jugadores y solamente unos irregulares últimos nueve hoyos le han apartado de poder ganar este segundo 'major' del año.

DeChambeau, que ya fue cuarto en el último Campeonato de la PGA, consigue su primer grande en Nueva York

Practicodeporte@efe.com