PracticoDeporteRedacción

Roxana Popa, la única española en lograr la clasificación para las finales por aparatos, se hizo este domingo con la sexta plaza en la final de suelo con una nota de 13,800, el mismo día que Simone Biles se erigió en la mejor gimnasta de la historia.

La estadounidense suma ya un total de veinticinco medallas -19 oros, 3 platas y 3 bronces- el nuevo récord de metales en la historia de los campeonatos del Mundo.

La sexta posición mundial de Roxana Popa tiene mucho mérito ya que ha vuelto a la alta competición después de que tres operaciones de rodilla la pusieran al borde de la retirada definitiva, y confesaba antes del Mundial que se sentía "cargada, con dolores, pero como todas ahora mismo".

Biles, insuperable

Biles, que el sábado igualó la marca de 23 medallas -12 oros, 7 platas y 4 bronces- del bielorruso Vitali Scherbo, se encaramó este domingo a lo más alto del palmarés tras imponerse en las finales de barra de equilibrios y de suelo de los Mundiales de Stuttgart (Alemania).

Dos finales en las que la estadounidense, de 22 años, volvió a demostrar su superioridad. Y es que desde hace tiempo la lucha de Biles no es con el resto de sus rivales, sino con la historia.

Una batalla que Biles decantó definitivamente a su favor este domingo, tras superar la marca de Scherbo con su triunfo en la final de barra de equilibrios.

Los 15,006 puntos que logró la gimnasta norteamericana, permitieron a Simone Biles sumar su vigésimo cuarta medalla en unos Mundiales, una más que el bielorruso Vitali Scherbo, que hasta hoy ostentaba el récord de metales en los Campeonatos del Mundo.

Nueva marca que no aplacó la ambición de Biles, que minutos más tarde logró su vigésimo quinta medalla, tras imponerse en la final de suelo.

En este aparato más que en ningún otro es donde la gimnasta estadounidense demuestra su superioridad con un ejercicio plagado de dificultades, inalcanzables para el resto de competidoras.

Hito con los dos equipos a Tokio

La gimnasia artística española está de enhorabuena porque ha conseguido clasificar tanto al equipo masculino como al femenino para los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Las chicas lograron su billete el fin de semana y los chicos lo hicieron este mismo lunes, en el último momento.

Aunque las opciones de medalla sean prácticamente imposibles, esta es una gran noticia porque la gimnasia artística es uno de esos deportes emblema de los Juegos Olímpicos y estar ahí representados siempre es un motivo de orgullo y una muestra del buen estado de salud del deporte nacional.

practicodeporte@efe.com