Los dos grandes campeones españoles de kata, Sandra Sánchez y Damián Quintero, se tuvieron que contentar este domingo con sendas platas en la Premier League de Rabat, dentro del circuito mundial de kárate, y donde María Torres, bronce, se colgó la tercera medalla para la delegación hispana.

La talaverana esta vez no pudo con su máxima rival, la japonesa Kiyou Shimizu, con lo que ambas empatan a dos triunfos en las cuatro finales que han disputado en la presente temporada.

Por su parte, el malagueño volvió a caer ante el japonés Kiyuna Ryo, número uno del mundo y de quien Quintero no pudo tampoco tomarse la revancha para sumar su primer oro esta campaña en el circuito, tras los segundos puestos de París, Dubai, Salzburgo y ahora Rabat. El nipón le superó en las finales de los dos primeros torneos de la campaña, así como en el último Mundial de Madrid en marzo de 2018.

Aún así, Quintero se ha colgado en la capital marroquí su vigésima cuarta medalla en la Premier Lague. Tanto él como Sandra siguen sumando muchos puntos para certificar su presencia en los Juegos de Tokio 2020.

Bronce de María Torres

El tercer podio para la delegación española ha venido por parte de la malagueña María Torres, que se impuso en la consolación de los +68 kg de kumite a la argelina Imene Atif por 1-0 y consigue la medalla de bronce.

Fijos en las finales

Damián Quintero fue de nuevo nuevo fiel a su cita en la lucha por las medallas y se clasificó el sábado para la gran final de kata masculina, al igual que la campeona del mundo Sandra Sánchez, quien el viernes también certificó en la capital marroquí su pase a la ronda final por el título.

Ausencia de Laura Palacio

Quien no compite en Rabat es Laura Palacio, kumite +68 kg,el tercer oro en individual en Guadalajara, y que fue plata en Rabat 2018. Quien sí estará en este peso es María Torres. El resto de representantes españolas en kumite son Nadia Gómez, Berta Montaner y Gema Morales, en -50 kg, y Carlota Fernández y Ruth Lorenzo, en -55 kg.

practicodeporte@efe.com