PracticoDeporteRedacción

La atleta madrileña Sara Andrés, perteneciente al club Miacum de Las Rozas, volvió a batir por segunda vez este año el récord del mundo en salto de longitud en clase T62, de deportistas con doble amputación por debajo de la rodilla, en el Grand Prix de Bydgoszcs (Polonia), sede del Europeo de atletismo de 2020.

Sara Andrés saltó 4,07 metros, cuatro centímetros menos que hace un mes en el Meeting de Basauri (Vizcaya), aunque esa marca no quedó registrada oficialmente por el Comité Paralímpico Internacional (IPC).

La atleta madrileña se ha reconvertido a esta disciplina, junto con los 100 metros lisos, después de que el IPC decidiera retirar sus dos pruebas favoritas, los 200 y 400, del calendario competitivo para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, en los que la española es una de las grandes bazas de la selección española.

En Polonia, Sara Andrés se colgó una plata en los 100 metros con un registro de 14.34 y un bronce en los 200. Además, en salto de longitud, pese a batir el récord de su categoría, se subió al tercer cajón del podio. Los dos primeros puestos fueron para deportistas con una categoría de menor discapacidad que saltaron más.

La próxima competición de Sara Andrés será el Grand Prix de París, que se disputará los días 29 y 30 de agosto. Dos meses después, el Mundial de atletismo paralímpico de Dubai será la gran cita del año entre el 7 y el 15 de noviembre.

practicodeporte@efe.com