PracticoDeporteMadrid

Sarai Gascón es una de las mejores nadadoras paralímpicas y una de las principales bazas españolas para subirse al podio en Tokio. Ha sido campeona del mundo y de Europa y cuenta con seis medallas -cinco platas y un bronce- en tres Juegos Paralímpicos.

"Tengo muchas medallas en Europeos, Mundiales y Juegos, pero hay una que me falta, la de campeona paralímpica. Soy consciente de que es muy difícil, hay una gran competencia, pero yo voy a luchar por ella con todas mis fuerzas", declara la nadadora de Terrassa.

Gracias a la natación y al deporte, aspectos inculcados desde su familia desde que era pequeña, Sarai es hoy una de las mejores deportistas paralímpicas del mundo y un referente para todos los jóvenes con discapacidad que se inician en esta disciplina.

"Mis padres siempre me inculcaron los valores del deporte. Hacían grandes esfuerzos por llevarme a entrenar a las 5 de la madrugada y me acompañan siempre allá donde voy. Pero también me han insistido mucho en continuar con los estudios para labrarme un futuro posterior al deporte de élite", comentó en el programa 'Objetivo Tokio de Teledeporte'.

Meses duros

El coronavirus ha trastocado los planes de los deportistas paralímpicos. Tenían marcado en rojo en su calendario los Juegos de Tokio pero el virus acabó con todo. La etapa de confinamiento ha sido muy dura ante las dudas y la incertidumbre que se cernieron alrededor de ellos.

"No sabíamos si podríamos entrenar y cómo, qué pasaría con los Juegos y cómo iban a evolucionar las condiciones sanitarias. Por suerte, ahora podemos entrenar y esperemos que las circunstancias vayan mejorando y poder volver a la normalidad, que es lo que deseamos todos".

Mi ídolo es Michael Phelps, el mejor espejo donde reflejarse. Si gano el oro en Tokio enmarcaré la medalla para que se vea bien

De circunstancias tan negativas como las que se están viviendo debido al coronavirus también se obtienen enseñanzas. "El confinamiento me ha ayudado a conocerme mejor. Soy una persona muy nerviosa y esta experiencia me ha ayudado a controlar y gestionar mejor las emociones, algo que seguro que me ayudará también en el deporte", reconoce.

Más allá de la natación, Sarai Gascón estudia el último curso de Educación Infantil. Su madre es profesora, así que desde pequeña ha conocido lo que es la docencia.

"Siempre vi la pasión con la que mi madre hacía su trabajo y a mi siempre me gustó todo lo relacionado con ello. Creo que educar a los más pequeños en valores nos ayuda a generar una sociedad más inclusiva y donde prime la igualdad", concluyó.

practicodeporte@efe.com