PracticoDeporteMadrid

El piragüista Saúl Craviotto, cuádruple medallista olímpico, considera que es "sensato" aplazar los Juegos Olímpicos a 2021 y se ha mostrado seguro de que España volverá de Tokio con "muchas medallas", en declaraciones difundidas por la Universidad Católica (UCAM).

Aunque sea "un palo duro" tras 3 años preparándose, ha afirmado: "Nos dejaremos la piel más que nunca porque nuestro país se merece una alegría tras lo que estamos pasando".

Se reincorpora a su puesto de policía

Asimismo, Craviotto se ha reincorporado a su puesto como agente del Cuerpo Nacional de Policía en la Comisaría de Gijón para ayudar a sus compañeros mientras se prolongue la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19.

Según han informado fuentes policiales, Craviotto trabajará en la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada de Seguridad Ciudadana de Gijón hasta que pueda volver a centrarse en sus entrenamientos tras pedir su reincorporación ante la decisión del Comité Olímpico Internacional de posponer a 2021 los Juegos de Tokio.

Craviotto, de 35 años -nació el 3 de noviembre de 1984 en Lleida- y tres veces campeón del mundo, continúa siendo una de las grandes bazas españolas para destacar en la capital japonesa después de haberse colgado sendas medallas de oro en Pekín 2008 (K2 500 metros) y en Río de Janeiro 2016 (K2 200) y de ganar la plata en el K1 200 de Londres 2012 y el bronce en esa misma prueba en Río hace cuatro años.

Del aplazamiento de los Juegos por la expansión del coronavirus COVID19 -tendrán lugar del 23 de julio al 8 de agosto, un año después de lo previsto-, de cómo será su preparación y del confinamiento al que está sometido ha hablado desde su casa .

"La decisión de que los Juegos sean en el verano de 2021 es la más sensata y correcta dada la situación que vivimos a nivel mundial. Es un palo duro porque llevamos tres años preparándonos para esa cita, pero es lo que toca y lo más importante es la salud. Los Juegos quedan en segundo, tercer o cuarto plano y hay que hacer caso a las restricciones sanitarias y quedarnos en casa, que es la mejor forma de combatir esta pandemia y ya habrá tiempo de prepararnos", ha apuntado.

Llegar a tope a Tokio

Esa preparación ya se ha midificado y Craviotto lo asume con normalidad. "Mi entrenador -Miguel García- tendrá que darle muchas vueltas al coco porque el ciclo olímpico se alarga un año más. Tenemos una temporada por delante para trabajar y la preparación estará acorde para llegar al 100% a Tokio", ha reconocido el palista que capitanea el potente equipo de K4 español, al tiempo que ha ejercido como representante de una delegación española de la que posiblemente sea el abanderado en la jornada inaugural.

En cuanto al confinamiento el palista ha visto la parte positiva de la situación. "Los días se me pasan rápido y siempre tengo cosas que hacer en casa. Organizo trastos, hago limpieza y me pongo al día con cuestiones de papeleo. Además, leo, veo series y paso mucho tiempo con mis hijas, que es lo mejor".

"Normalmente estoy viajando constantemente, entrenando en Sevilla y en Madrid, y ahora tengo tiempo para estar en familia y me quedo con lo positivo, aunque es verdad que hay cierto estrés y agobio porque escuchamos cifras de contagios y muertes que hacen que haya preocupación”, ha apuntado.

"Espero que la situación pase pronto y saldremos de esta más unidos y reforzados que nunca", ha concluido.

practicodeporte@efe.com