PracticoDeporteRedacción

Era un secreto a voces los últimos días y al final se ha confirmado. Wimbledon no se disputará en 2020 por la expansión del coronavirus y es la primera vez que ocurre desde la segunda guerra mundial puesto que el torneo británico ya ha confirmado que no se aplaza, sino que se cancela definitivamente.

La noticia pone en serio peligro al mundo del tenis, ya que este puede ser el indicativo definitivo de que tal vez no se pueda volver a ver tenis en lo que queda de 2020.

Roger Federer, "devastado"

Uno de los que más ha lamentado la noticia ha sido el campeón de 20 Grand Slams, Roger Federer, quien ha confirmado que volverá a la capital británica en 2021, cuando por ese momento tenga ya 40 años. Ocho veces ganador en la hierba de Wimbledon, el helvético confirmó en sus redes sociales que se encontraba "devastado" por la noticia.

"En Inglaterra están aumentando los casos (de COVID-19) por días; entonces es mejor que lo cancelen por la seguridad de todo el mundo", dijo a Efe Davidovich, que justo antes de la paralización del tenis profesional ganó su primer título en el principal circuito ATP, los dobles del Abierto de Santiago de Chile, junto al granadino Roberto Carballés.

Y es que mientras España e Italia van tomando el pulso a la enfermedad lentamente y de forma progresiva, en Gran Bretaña está empezando a coger fuerza el coronavirus y sus números van empeorando. Ante todo lo ocurrido en las últimas horas, la organización del torneo así lo comunicaba este miércoles.

"Con la posibilidad de que las medidas impuestas por el Gobierno continúen durante varios meses, creemos que había que actuar de manera responsable para proteger al gran número de personas que hacen falta para preparar Wimbledon", comentaba el comunicado del tercer Grand Slam de la temporada.

       "La cancelación de Wimbledon es la mejor decisión para el interés de la salud pública y haber tomado esta decisión ahora, en lugar de dentro de varias semanas, es importante para todo el mundo involucrado en el tenis", añadió el torneo.

Esto ha provocado que se cancele de forma definitiva la gira de hierba, asumiendo que no habrá tenis hasta, como mínimo, el mes de agosto, algo que también parece complicado conforme van pasando los días y las semanas.

La Arthur Ashe, hospital de campaña en NY

Y es que a día de hoy, la pista central de Flushing Meadows, la famosa Arthur Ashe, se va a convertir en un hospital de campaña debido a la complicada situación que hay ahora mismo en Nueva York, la ciudad más castigada por el Covid 19 en estos momentos, ya por delante de Milán, Wuhan o Madrid entre otras.

Así que la gira norteamericana de tenis también pende de un hilo, aunque la organización del US Open de momento ha confirmado que el torneo se mantiene en sus fechas previstas. Lo mismo que Roland Garros, que anunció hace ya unas semanas que su torneo se disputaría tras el US Open y de momento esos son sus planes. Pero todo va cambiando día a día porque nadie sabe a ciencia cierta cuál será la evolución de la enfermedad.

Practicodeporte@efe.com