Carlos de Torres

Sebastián Álvaro (Madrid, 67 años), periodista, aventurero y director durante 27 años del programa de TVE " Al filo de lo imposible", considera que el alpinismo español se encuentra "en una fase de transición" después de una década dorada encabezada por Juanito Oiarzabal y echa de menos un reconocimiento en los Premios Princesa de Asturias.

"Con el alpinismo español puede suceder algo parecido al ciclismo, que después de años de muchos éxitos con nombres destacados como Contador, ahora toca una fase de transición. Tuvimos una generación dorada desde mediados de los 80 a mitad de los 90 con grandes alpinistas, como Juanito Oiarzabal, Edurne Pasabán, Ramón Portilla, Juanjo San Sebastián, Óscar Cadiach, pero ese grupo aún no tiene relevo", dijo en una entrevista con EFE.

Sebastián Álvaro se refirió a otros alpinistas como Juan Vallejo, Ferrán Latorre o Alberto Iñurrategui, que "aunque aún pueden aportar mucho, ya no están en su mejor momento y rondando los 50 su mayor fortaleza ya ha pasado".

¿Hay relevo?

"No se atisba una generación de gente con 20-30 años dispuestos a coger el relevo, pero eso también sucede en países de mucha tradición como Francia, Alemania, Polonia o Inglaterra, y eso se debe tal vez a que el listón está muy alto y es difícil mejorar éxitos anteriores".

Sin embargo, destacó que aunque no ve alpinistas con el compromiso en la escalada de Juanito Oiarzabal, que ha conquistado 28 ochomiles, sí observa el nivel de deportistas como Kilian Jornet.

Para el aventurero español, estos días participante en el Tenerife Walking Festival, "el alpinista nunca deja de aprender y de ser escalador, a diferencia de otros deportes".

"Ahí tenemos el caso de Carlos Soria, intentando acabar los 14 ochomiles. De todas las formas el nivel del alpinismo se mide por el grado de compromiso y de exposición. Es tan importante el cómo se hace que lo que se hace. Por ejemplo hacer una escalada sin porteadores y sin oxigeno en un 8.000 tiene carácter superior. La altitud no es algo definitivo ni lo más importante"

Sobre la necesidad de que la población camine y practique un deporte como el senderismo, Sebastián Álvaro considera que éste hábito generaría más salud y ahorro en gastos de farmacia y en psiquiatras.

"Soy partidario de que la gente camine, es algo imprescindible. Además es una actividad que genera una economía sostenible, respetuosa con medio el medio ambiente. Acostumbrar a la gente a caminar es saludable, y si además se aplica una dieta sana nos ahorraríamos un buen dinero en gastos de farmacia y en psiquiatras".

Reconocimiento al alpinismo español

Preguntado sobre el Premio Princesa de Asturias otorgado a los alpinistas Reinhold Messner y Krzysztof Wielicki, el aventurero español celebró la decisión del jurado, aunque con "regusto amargo". "Ya era hora de que el Premio Princesa de Asturias se lo dieran a un deporte como el alpinismo, es algo que he vivido muy de cerca. Presentamos dos años a Juanito Oiarzábal, Edurne Pasaban y Francisco Gan, el alpinista español pionero en la conquista de los tres polos de la tierra, norte, sur y Everest, pero no hubo suerte".

Considera Sebastián Álvaro que tanto Messner como Wielicki "se lo merecían porque el italiano es el alpinista con mejor historial y Wielicki representa la mejor tradición polaca del alpinismo. Eso sí, ya dije que echo de menos un reconocimiento al alpinismo español, a su historia. Me quedé con regusto amargo, pero contento por el galardón el deporte del alpinismo".

practicodeporte@efe.es