PracticoDeporteRedacción

La figura de Severiano Ballesteros sigue siendo aclamada y venerada no sólo en España sino en todo el mundo. En momentos, en los que el deporte sufre un obligado paréntesis debido a la pandemia del coronavirus COVID-19, el equipo Europeo de la Ryder Cup realizó una encuesta en sus redes sociales, de quien ha sido su mejor jugador en la historia de esta competición, y el elegido, como no, fue el de Pedreña (Cantabria).

Este viernes se confirmó lo que para muchos era ya un hecho desde el primer día en que comenzó esta competición virtual, en la que los aficionados iban eligiendo entre los distintos emparejamientos que se proponían con los dieciséis jugadores del continental que se consideraron más sobresalientes de esta competición que enfrenta cada dos años a los golfistas europeos y los estadounidenses, en un fin de semana de gran tensión y mucho golf.

Junto a Seve, por parte española también tomaron parte virtual en este torneo, José María Olazabal y Sergio García. El vasco cayó en primera ronda, ante el británico Justin Rose, eso sí por una corta diferencia 46 por 54%, mientras que el castellonense llegó hasta las semifinales, donde nada pudo hacer con los seguidores de Ballesteros, que se impuso por un 77% a un 23%, tras 6.600 votos.

Dominio abrumador

Y es que el golfista cántabro fue claro dominador de todos sus enfrentamientos. Aunque se podía pensar que los jugadores en activo tendrían cierta ventaja, al tener sus triunfos más recientes, la leyenda de Seve es inagotable, y muestra de ello fue que fue superando los emparejamientos, con diferencias a su favor muy claras.

En la primera ronda superó a Darren Clarke con un elocuente 95% a favor, por el resto del 5% para el golfista norirlandés. Luego se impuso a otro mito del golf europeo Colin Montgomery, con un 71% de apoyos, para después dejar fuera a Sergio García, y encontrarse en la final con el inglés Ian Poulter, sorprendente para muchos finalista.

Pero la leyenda de Seve puede con todo, y el golfista español venció en la final al británico casi con la misma clara ventaja de ocasiones anteriores, 67% a favor por un 33 que apoyó a su rival, tras más de 7.500 votos en la final.

Ballesteros sumó un total de 22,5 puntos para Europa en la Ryder Cup, gracias a 20 victorias, 5 empates y 12 derrotas, y formó junto a Olazabal la pareja más exitosa de la competición, con 15 partidos disputados y 12 victorias, además de también ganar la copa en 1997 como capitán, junto a otras cuatro ediciones como jugador.

practicodeporte@efe.com