PracticoDeporteMadrid

Los judocas Nikoloz Sherazadishvili y Fran Garrigós son dos de las opciones que tendrá el deporte español de sumar medallas en los Juegos de Tokio 2020, aunque como el resto de deportistas su preparación, vital en estos meses, se ha visto muy dificultada por la pandemia del coronavirus COVID-19.

Ante la situación, como un país en estado de alerta, los deportistas y sus entrenadores buscan diferentes soluciones para llegar a la gran cita en las mejores condiciones posibles. Este es el caso de Sherazadishvili y Garrigós, junto a su entrenador Quino Ruiz, quien explica que ahora están entrenando en su casa "donde tengo un gimnasio".

En conversación con Efe, Ruiz explica que "el club ha cerrado, el gimnasio donde practicábamos ha cerrado y todos los sitios donde hacíamos la preparación física han ido cerrando también, por lo cual lo único que nos queda es el gimnasio que tengo en mi casa y vamos a tratar de apañarnos haciendo cosas aquí”.

Problema, el judo

Sin duda, una solución en busca de evitar cortar la preparación que tanto el número uno mundial en la categoría de 90 kilos (Nikoloz) como el sexto del ranking de la Federación Internacional de Judo en los -60 kg (Fran) planificaron con su técnico de cara a Tokio.

Ruiz señala que la preparación física "no nos preocupa, porque lo podemos seguir trabajando en el gimnasio de mi casa", pero el problema es el judo.

"El judo es un deporte de sensaciones y por mucho físico que hagas, si no practicas, si no tienes esas sensaciones, es bastante complicado salir adelante”, apunta.

Por ello, Ruiz tiene claro que hay que buscar otras soluciones, como "hacer el judo aquí en casa como podamos", aunque sin tatami, porque no tiene en casa. "Podemos hacerlo con zapatillas y sin tirarnos, solo haciendo ‘kumimata’, es decir agarres, para tratar de no perder las sensaciones, pero poco más podemos hacer”, añade.

Has la llegada de esta crisis sanitaria, Nikoloz Sherazadishvili y Fran Garrigos consistía en acudir cada martes y jueves al CAR de Madrid para hacer entrenamiento de competición, hasta que cerró. Entonces fue cuando comenzaron a acudir a su club para seguir trabajando, hasta que también hubo que cerrarlo.

"Cada vez tenemos menos recursos. Sólo nos queda el gimnasio de mi casa, porque yo vivo en el campo, tengo una parcela grande y en su día hice un gimnasio bastante completito”, asegura.

Todo ello significa la reducción de las horas de entrenamiento, otra de las cuestiones que preocupa tanto al técnico como a los judokas.

Preocupación por la clasificación

Aunque se trate de dos deportistas con casi plaza asegurada para Tokio, Quino Ruiz también muestra su preocupación por aquellos que han visto suspendidas las pruebas previstas para estos meses y que todavía desconocen cuál será el proceso para acceder a las plazas olímpicas que quedan en juego.

 “En el caso de Niko y de Fran no hay problema, porque tendría que ocurrir una desgracia para que no fueran a los Juegos, pero sí me preocupa el caso de Laura Martínez –número 10 mundial en la categoría de hasta 48 kilos- que se está jugando la clasificación y no sabemos las pruebas que nos quedan antes de los Juegos para poder clasificarnos”.

Por ello, pide que se aclare cuanto antes el sistema definitivo de clasificación, así como si se retrasará o no la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Esta incertidumbre es lo que me mata. No saber que va a pasar con los Juegos, porque los deportistas tenemos que estar informados para tomar una decisión u otra. Cuanto antes lo sepamos, antes nos ponemos las pilas”, señala el técnico.

Precisamente, el presidente de la Federación Internacional de Judo, Marius L. Vizer, señala este martes en un comunicado el pesar por la situación creada en el mundo por el coronavirus y recuerda que la federación canceló todos los torneos hasta el 30 de abril, con "el objetivo de proteger los intereses de todas las partes interesadas, garantizar la seguridad de la comunidad del judo y el trato justo para todos los atletas que optan para la clasificación olímpica".

"Continuamos trabajando arduamente para encontrar las mejores soluciones y esperamos poder continuar nuestras actividades según lo planeado una vez que finalice el periodo crítico", añade.

practicodeporte@efe.com