PracticoDeporteRedacción

Silvia Mas, que forma junto a Patricia Cantero, la embarcación que representará a España en la clase 470 de vela femenina, en los Juegos de Tokio, tiene claro que el aplazamiento de un año de la cita olímpica, no cambia nada y que irán con "la misma ilusión" con la que iban "a ir este verano: estar en el podio".

Y lo dice desde su reclusión en el CEAR de Santander, donde se encuentra gran parte del equipo español de vela olímpica, tras decretarse el estado de alerta, en una situación que califica de "dura" porque no podemos salir al agua, intentamos entrenar como podemos y tenemos una buena rutina diaria de preparación".

La patrona del 470 español que luchará por una medalla en Tokio reconoce que lo más difícil tanto para Cantero como para ella fue la cancelación del Campeonato del Mundo de la clase, que se iba a iniciar en Palma de Mallorca el pasado 13 de marzo.

Y es que la deportista de El Masnou (Barcelona) explica que "llevábamos más de un mes en Palma entrenando y lo teníamos todo a punto ya que iba a ser el último Mundial (en el próximo ciclo olímpico para París 2024, el 470 será mixto) y teníamos muchas ganas".

Mejor momento

A sus 23 años, Mas no se corta al asegurar que a poco más de cuatro meses para los Juegos "nos veíamos en el mejor momento de forma. Aún así somos un equipo joven y cuanto más tiempo tengamos, mejor y tenemos la misma ilusión. Es normal que haya sido así porque ahora lo importante son las vidas y no queremos pensar más allá; solo en superar esto", apunta.

De hecho, en las últimas 21 competiciones internacionales en las que participaron quedaron en el top-10 en 19. Lograron la plata en el Mundial 2018, quintas en el de 2019, y el oro en la Copa del Mundo 2019 de Enoshima (Japón). Además de situarse en el segundo peldaño del ranking mundial.

Lo que tiene bien claro es lo que su padre siempre le dice: "lo que hagas, hazlo bien". "Por eso sé que estoy compitiendo al máximo nivel y lo máximo es una medalla olímpica. Sé que soy la más joven de las regatistas del top-5 mundial y que voy por el buen camino. Si me paró me pasarán todas mis rivales", asegura.

Cambio de compañera

Silvia Mas tuvo como primera compañera en el 470 a la palmesana Paula Barceló, que estará en Tokio junto a Támara Echegoyen en el 49er.FX), con quien fue campeona del mundo júnior de 470 en 2016 y 2017.

"Paula dejó la competición entonces para dedicarse a su carrera de medicina y tuve que buscar una nueva compañera", explica la catalana.

Entonces buscó nueva compañera para lo que pidió consejo a su padre, exregatista y entrenador, a la Federación y no conocía a Patricia Cantero. "La había visto en la preparación olímpica para Río 2016. Aunque ella había decidido dejar la vela para estudiar, la llamé y le propuse hacer la campaña para Tokio y dos días después me respondió afirmativamente que aceptaba".

Aunque formada en el catalán Club Náutico El Masnou , ahora Silvia Mas compite con el Club Náutico L'Arenal debido a que al entrenar mucho en Palma, de donde es Barceló, el L'Arenal "nos facilitó muchas ayudas, desde fisios a psicólogos, entrenadores, desplazamientos y me salió la oportunidad de competir por el club porque nos daban todas las facilidades", señala.

Silvia es la tercera de cinco hermanos, todos varones menos ella, y tanto su padre, David Mas, como su madre, Silvia Depares, fueron regatistas y entrenadores. "La verdad es que todo lo que he hecho se lo debo a ellos, siempre han estado encima de mí, presionando para que siguiera navegando y estudiando y doy gracias porque lo hayan hecho así".

practicodeporte@efe.com