Practico DeporteMadrid

Francisco Manuel San Cristóbal, estudiante de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), se ha propuesto el reto 'Subir al Everest en INEF', que consiste en subir la altura del Everest en menos de 24 horas sin salir de su facultad para promover hábitos de vida saludables.

San Cristóbal es alumno de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) y mañana sábado 23 de enero a partir de las 7:00 comenzará a subir y bajar los escalones de las siete plantas que componen el edificio hasta completar la altura de la cima más alta del mundo, el Everest, de 8.849 metros. Con este reto, el joven tratará de promover el uso de las escaleras en su Facultad, ubicada en el Campus de Moncloa, para fomentar el ejercicio físico entre la comunidad universitaria.

Además, 'Subir al Everest en INEF' también contará con un componente académico, pues es parte del Trabajo de Fin de Grado (TFG) del estudiante. San Cristóbal está elaborando una investigación titulada 'Preparación física y nutricional para afrontar el reto Subir al Everest en INEF', en el que analizará cómo fue el proceso hasta culminar esa "escalada" al pico más elevado del mundo sin salir de Madrid.

Preparación exhaustiva

Se estima que, contando las siete plantas que componen el edificio en el que se producirá el reto, el estudiante tendrá que subir y bajarlas todas un total de 312 veces. Para cumplir con la distancia y el tiempo marcados, San Cristóbal lleva meses entrenando, y se estima que tardará unas 15 horas y 20 minutos.

Dentro de ese proceso de preparación, el alumno se ha sometido a evaluaciones con analizadores de gases portátiles incluyendo un cálculo de su metabolismo basal y un test progresivo incremental, para poder establecer el ritmo idóneo. Durante el reto, estará monitorizado en todo momento por un pulsómetro y una cámara termográfica que controlen su integridad física.

En cuanto a la alimentación, habrá avituallamiento en forma de barritas y bocadillos, así como agua y bebidas elegidas específicamente para esta prueba. Todos estos parámetros también serán estudiados por San Cristóbal en su TFG.

Por la sostenibilidad

El reto es una gran oportunidad para fomentar en la comunidad universitaria hábitos de vida sostenibles y saludables tanto en los desplazamientos, fomentando la elección de las escaleras, como en la nutrición, ya que todo el avituallamiento será natural, de origen ecológico o biológico, sin procesados y sin desechos plásticos.

Esto forma parte del proyecto de la UPM 'INEF Saludable y Sostenible', que la Facultad impulsa como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 propuestos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y a los que esta institución académica está adherida.

Debido a la crisis sanitaria, el acceso a los edificios de la UPM está restringido al ámbito académico programado, por lo que la única forma de seguir el progreso de San Cristóbal será a través de su Instagram personal, @franciscosancristobal.

practicodeporte@efe.com