PracticoDeporteMadrid

Teresa Perales, la nadadora española más laureada de la historia con 26 medallas en cinco Juegos Paralímpicos, se encuentra en la cuenta atrás para Tokio 2020, aunque aún con la incertidumbre sobre el desarrollo que tendrá la crisis sanitaria derivada de la COVID-19.

"Benditos los Juegos de Tokio 2020 si se celebran sin público", aunque indicó que "no tiene nada que ver competir con 15.000 personas que con unas gradas vacías. Sería muy duro".

Por otro lado, Perales recalcó que el "modelo burbuja será la única forma de mantener los Juegos", con lo que los deportistas se verían abocados a "no poder salir de la villa" en momentos de descanso y a reducir los contactos personales.

Perales tiene pensado reducir el número de pruebas a la que habitualmente acostumbra nadar en Tokio 2020. Su idea es competir en tres pruebas individuales.

"Se irá viendo a lo largo de la temporada, según esté en el ránking. No lo decidiré casi hasta el último momento en que haya que hacer la inscripción", declaró.

El sueño de Perales es igualar o superar al nadador Michael Phelps, que es el deportista olímpico más laureado con 28 metales.

Aún así, Teresa Perales es consciente de la dificultad del reto, sobre todo por tener enfrente a deportistas de Italia y Turquía.

"Se me complica mucho, es lo bonito del deporte y un ejercicio de humildad constante. Lo más importante es estar. Para poder competir y poder ganar hay que estar. La única forma de perder es no estar o rendirse", subrayó.

Lidón Muñoz, el futuro

Lidón Muñoz, que ha batido 18 récords de España y espera estrenar su palmarés olímpico en Tokio 2020, reconoció que "la organización de los Juegos es algo complejo" y se mostró esperanzada en la llegada de una vacuna contra el coronavirus que facilite la presencia de espectadores.

Aún así, la castellonense, que participó junto a la aragonesa en los Diálogos paralímpicos de Servimedia, dijo que aceptaría "cualquier modelo con tal de que pudieran llevarse a cabo porque son muchos años de trabajo y los Juegos Paralímpicos representan el momento que todo deportista espera".

El "formato burbuja sería una buena opción", subraya Muñoz, que se considera una "nadadora versátil, aunque no con el nivel de Teresa".

Su objetivo es conseguir marcas mínimas de clasificación en 50 y 100 metros libres. "Serían mis primeros Juegos y estaría encantada de estar allí y de aprender porque no he tenido la experiencia todavía. No quiero que sorprendan", concluyó.

practicodeporte@efe.com