PracticoDeporteMadrid

El regatista Florian Trittel, clasificado en la clase Nacra 17 junto a su compañera Tara Pacheco para disputar los Juegos de Tokio, asegura que el aplazamiento al verano de 2021 de los próximos Juegos Olímpicos, le favorecen puesto que les permiten "seguir trabajando para marcar las diferencias.

Trittel, quien reconoce en una entrevista facilitada por el CN El Balís, que nunca había estado tanto tiempo fuera del mar, estaba entrenando en Palma de Mallorca preparando su participación en el Trofeo Princesa Sofía, junto a su compañeray su entrenador Álvaro del Arco, cuando se decretó el estado de alarma.

Explica que el confinamiento ha permitido aprovechar el tiempo para entrenar fuera del agua, y trabajar en la comunicación y el reglamento. Ahora, después de dos meses, Trittel se prepara para viajar al Centro Especializado de Alto Rendimiento (CEAR) Príncipe Felipe de Santander, donde podrá retomar los entrenamientos y preparar así su debut olímpico en Nacra 17.

Plaza para Tokio

El regatista barcelonés explica que tanto Tara como él están "muy alineados para trabajar todo lo duro que podamos para conseguir el oro en Tokio”, después de que unieran sus vidas deportistas tan sólo hace un año y medio, cuando Pacheco se quedó sin pareja de cara a Tokio 2020, por lo que se pusieron en contacto. “Normalmente los equipos tienen 4 años de margen para preparar unos juegos. Nosotros teníamos solo un año y medio” para ello y “una selección para el país complicado”, confiesa.

“El aplazamiento de los Juegos Olímpicos por el Covid-19 nos permitirá seguir trabajando para marcar la diferencia en Tokio. Teníamos una curva de aprendizaje muy empinada y este parón nos conviene más que a otros equipos. Exprimir nuestras fortalezas individuales nos ha permitido clasificarnos en tan solo un año, pero tenemos un gran reto por delante”, apunta.

El kitesurf es otra de sus grandes pasiones, de hecho, en esta modalidad esperaba participar en los juegos de Río 2016, al estar previsto que sustituyera al windsurf. Sin embargo, terminó por no ser deporte olímpico.

Doble cita olímpica aplazada

Cuando Trittel terminó sus estudios de Administración y Dirección de Empresas, se preparó para Tokio 2020, pero tampoco se convirtió en deporte olímpico, por lo que tendrá que esperar, una vez más, a París 2024. Año en el que, finalmente sí lo será.

El barcelonés, además de formar equipo en el CN el Balís y ser compañero de Carlos Robles, no se conforma y va más allá. Trittel está en el equipo de España en el Circuito Mundial SailGP de catamaranes con foils.

“Para el próximo año se plantean siete eventos a nivel mundial. El objetivo principal del circuito es crear un modelo de competición de vela que se atractivo también para el público no navegante. La idea es poder compaginarlo con la preparación olímpica ya que entrenar en otros tipos de barco también nos forma como regatistas, y nos hacen ser deportistas más completos”, concluye.

practicodeporte@efe.com