Practico DeporteRedacción

Una investigación conjunta de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) y Strava, la comunidad deportiva más grande del mundo, revela las consecuencias a nivel económico, mental y físico del coronavirus en deportistas profesionales estadounidenses.

131 atletas profesionales de resistencia de Estados Unidos fueron encuestados para poder llevar a cabo este estudio, entre los que se encuentran ciclistas (39%), corredores (44%) y triatletas (11%) registrados en Strava, una plataforma utilizada por más de 70 millones de atletas en todo el mundo. Las conclusiones del cuestionario revelaron alteraciones en el comportamiento de los deportistas derivadas de la pandemia mundial, aunque también destacaron la capacidad de sobreponerse de la comunidad deportiva.

En líneas generales, durante el período de investigación los deportistas se entrenaron más, ya que un 31% reconoció haber aumentado la duración de sus entrenos, y con una mayor intensidad, como admitió el 17%. Según los datos de la plataforma de Strava, el tiempo promedio de entrenamiento aumentó de 92 a 103 minutos al día de promedio entre los profesionales.

Por contra, el ámbito económico pasó a convertirse en una preocupación para el 71% de los atletas cuestionados al respecto, que mostraron su incertidumbre por cómo afectaría a sus ingresos deportivos la COVID19.

Con el foco en la salud mental

Sin embargo, los resultados más preocupantes del estudio llegaron al preguntar sobre la salud mental. Antes de las restricciones más severas de la pandemia, tan solo un 3,9% de atletas confesaron sentirse deprimidos más de la mitad de los días de la semana. Esta proporción se multiplicó casi por seis hasta el 22,5% durante el período más grave de la pandemia mundial, lo que supone que uno de cada cinco atletas tuvo problemas para realizar sus entrenamientos por este motivo.

"El estudio muestra que la COVID19 ha tenido amplios efectos en la comunidad deportiva, especialmente en lo que se refiere a la salud mental," afirmó Megan Roche, investigadora clínica y aspirante a un Doctorado en epidemiología por Stanford.

Las conclusiones no se quedaron ahí. En cuanto a la ansiedad y el nerviosismo, el porcentaje ascendió de un 4,7% hasta un 27,9% de atletas que reconocieron sentir esas emociones durante más de la mitad de los días de la semana.

"El estrés incontrolado puede disminuir la respuesta inmunológica del cuerpo, así como perjudicar la capacidad de recuperación total del ejercicio intenso, y necesitamos proporcionar recursos adicionales para ayudar a los atletas a enfrentar estos desafíos," expresó el líder del estudio, profesor en Stanford y médico deportivo Michael Fredericson.

Una gran fortaleza

Como contrapunto positivo, esta investigación también desveló que los estamentos deportivos se han puesto rápidamente manos a la obra para encontrar soluciones y poder continuar su actividad de forma segura, destacando la realización de competiciones tan emblemáticas como el Tour de Francia o el auge de las carreras virtuales.

Fredericson admitió sentirse "impresionado" por la fortaleza que han mostrado los deportistas profesionales, aunque recuerda que los resultados de este análisis evidencian la necesidad de enfocarse en "maximizar la salud en los atletas de élite de todo el país durante este tiempo sin precedentes."

practicodeporte@efe.com