PracticoDeporteMadrid

La selección masculina de rugby XV no pudo sumar su segunda victoria en la segunda jornada del Campeonato de Europa 2020, al perder ante Georgia, la gran favorita para hacerse con el torneo,por 10-23, en partido disputado en el Central de la Complutense madrileña.

A pesar de la diferencia en el marcador, el equipo español dio la cara en todo momento, dispuso de ocasiones para aminorar las diferencias y dio réplica a un gran rival, que tiene todo a su favor para hacerse con un nuevo título continental. La falta de acierto en los metros finales fue decisiva en el devenir del partido.

No obstante, al igual que pasó la semana pasada ante Rusia, con victoria por 12-31, los Leones demostraron que siguen en progresión, porque siempre estuvieron en el partido, incluso con fases de dominio claro sobre el rival. No obstante, la experiencia y la calidad georgiana se dejó sentir, en especial, su mayor efectividad, no regalaron nada.

Se acabó una racha de nueve victorias, pero el XV de León demostró, en especial, en una gran segunda mitad, que sigue creciendo, y que el trabajo da sus resultados.

Las ideas claras

Y es que Georgia llegó a Madrid con la lección bien aprendida. España era su principal enemigo para levantar el título continental. Y así salto ala Central, de nuevo con las gradas casi completas, a por todas. No es que sorprendiera al XV del León, la fuerza inicial de los georgianos, sino que su nivel es muy bueno y eso lo demostraron desde el primer minuto.

El ensayo de Shalva Mamukashvili despertó a los Leones, que a base de fuerza se metieron en la línea de veintidós rival, hasta conseguir igualar por medio de Marco Pinto (5-5), en un golpe de autoridad de los de Santiago Santos, recordando que también son un gran equipo y que no querían perder la racha de nueve victorias consecutivas.

No obstante, el ritmo en ataque de Georgia poco a poco fue haciendo estragos en la defensa española, que se fue desgastando en frenar las fases ofensivas de Georgia, que comenzó a marcharse en el marcador (5-15, minuto 20), tras un ensayo de Alexander Todua.

Cada vez que Georgia se acercaba a palos sumaba para su casillero, una cuestión que no hizo dejar de creer al XV del León, que siguió a lo suyo y dispuso de varias fases para anotar. Fueron muy buenos minutos de España, aunque Georgia llegó y sumó su tercer ensayo, por medio otra vez de Mamukashvili, para llegar al descanso con 5-23.

Igualdad

Tras el descanso, los georgianos volvieron a salir mejor, pusieron cerca a la línea de veintidós local, aunque la defensa española ahora sí que se mantuvo firme paró todas las acometidas de los lelos. Tras veinte minutos de continuo acoso, los Leones reaccionaron y dispusieron de varias fases para reducir la diferencia en contra.

De hecho, el balance en este segundo tiempo fue mucho más igualado, ya no hubo la gran efectividad de los georgianos que tanto daño hizo en los primeros cuarenta minutos, y en estos segundos, Georgia no fue mejor, sí que dispuso de varias fases para marcar, pero los Leones también, incluso más.

El ensayo final de Vicente del Hoyo hizo un poco más de justicia a los méritos del XV español, que perdió haciendo un partido de sobresaliente.

practicodeporte@efe.com