PracticoDeporteMadrid

Los deportistas paralímpicos españoles, confinados en sus casas por la pandemia del coronavirus pero confiados en poder competir en unos meses en los Juegos de Tokio, mantienen con "paciencia, humor y prudencia" una rutina de trabajo con la que pretenden dar ejemplo para estos momentos duros.

"Unidad y responsabilidad". Esas dos palabras son las más repetidas por el deporte paralímpico a través de las redes sociales, el altavoz por el que están mostrando su día a día a poco más de cinco meses para que comience la gran cita en Tokio (25 de agosto-6 de septiembre).

El objetivo es no parar la actividad física, aunque inevitablemente sea menor la carga de trabajo, y poner una sonrisa al estado de incertidumbre deportiva que se cierne sobre la gran competición internacional.

Sueños con Tokio

La nadadora canaria Judith Rolo, que en Tokio espera disputar sus segundos Juegos Paralímpicos, muestra en sus redes sociales un vídeo en el que sale durmiendo con el bañador, el gorro de natación y agarrada a la mascota de Tokio 2020.

"Un poco de humor para estos días. Estoy soñando con volver a entrenar y competir después de que el Covid19 haya pasado. ¡Quédate en casa! ¡Sé responsable!", declara.

La nadadora zaragozana Teresa Perales, ganadora de 26 medallas en cinco Juegos Paralímpicos, tiene claro que hay que quedarse en casa. El tiempo lo pasa jugando con su hijo porque "así los dos hacemos algo de ejercicio", según muestra en un vídeo a través de sus redes sociales. También a través de internet muestra el valenciano Ricardo Ten, único ciclista paralímpico campeón del mundo de ciclismo en ruta y pista el mismo año -2019-, cómo lleva el confinamiento en casa.

"Después de entrenar por la mañana es tiempo de echar unas risas,  ¿qué te parece?", pregunta Ten mientras juega a dar toques con su pierna derecha natural y la prótesis que usa en la izquierda a un rollo de papel higiénco junto a su perro.

Una nueva realidad

El atleta invidente valenciano David Casinos, ganador de cinco medallas en cinco Juegos en lanzamiento de disco y peso, comentó que le "encanta la calle, ver la ciudad, salir cada día a ver el sol, pero más que nunca es hora de permanecer en casa".

"Racionalicemos el miedo", subraya Casinos, que solo sale de casa a comprar y a pasear a Farala, su perro guía.

La nadadora catalana Nuria Marqués, campeona en los Juegos de Río en los 400 metros libres de la clase S9 de discapacitados físicos, reconoce que los deportistas paralímpicos viven "siempre en procesos de cambio y adaptación a nuevas realidades, a veces por la propia realidad, y otras veces por el deporte".

"Para conseguirlo debemos superarnos, estar unidos con la familia, y tener un alto grado de responsabilidad. A todos nos toca vivir un momento complejo, desconocido en el mundo occidental, con unidad, responsabilidad y confianza en los servicios sanitarios. Saldremos de esta y ganaremos la batalla al Covid19. Prudencia, paciencia y actuar con cabeza, que juntos somos más fuertes", subraya.

Entrenamiento en casa

El nadador barcelonés Toni Ponce, ganador de las Series Mundiales de natación en 2019 y que compite en las categorías de discapacidad física S7, declaró que los deportistas paralímpicos han vivido "situaciones complicadas en lo deportivo y lo personal y seguro que con la unión y responsabilidad se ganará la batalla contra el coronavirus".

En un vídeo a través de las redes sociales, Toni Ponce enseña su método de entrenamiento con diferentes ejercicios en una sala de gimnasio en el domicilio.

El tenista de mesa gallego Alberto Seoane, que entrena en el CAR de Sant Cugat, asegura que deben ayudar a "concienciar a la gente y compremeterse con el cumplimiento de las medidas por el Covid19".

"Mi preparador físico me ha pasado un plan para hacer ejercicios en casa y hacer cosas cotidianas. Aparte, como divertimento, veo Teledeporte", declara.

El velocista invidente Gerard Descarrega, campeón paralímpico en los 400 metros lisos, reconoce que "en estos tiempos tan duros hay que adaptarse a la situación y respetar lo que han pautado las autoridades".

"Es importante la responsabilidad social y hay que pasar este tiempo como se pueda. Los que no tenemos jardines y mansiones tenemos que adaptarnos, también para entrenar", apunta.

Igual de reflexivo se muestra el tenista de mesa Jordi Morales: "Tengo un presentimiento, cuando pase esta crisis quizás no habré podido entrenar, pero habré recibido tal lección sobre la vida, que seré mejor deportista".

Desde el Comité Paralímpico Español están haciendo llegar material a los deportistas para que hagan sus entrenamientos, en la medida de lo posible, desde sus casas. De momento han recibido unas cincuenta peticiones.

practicodeporte@efe.com