Practico DeporteRedacción

La futbolista española Vero Boquete reflexionó sobre su futuro una vez fuera del terreno de juego y reconoció que entrenar siempre le ha llamado la atención, así que se plantea entrenar incluso a un equipo masculino: "¿Por qué no?"

La centrocampista concedió una entrevista a la televisión de su actual equipo, el AC Milan italiano, en la que repasó varios aspectos de su carrera. Especialmente llamativo fue el de su posible futuro como entrenadora, ya que Boquete habló sin tapujos de la posibilidad de ver a una mujer entrenando a un equipo masculino en un futuro.

"Quiero ser entrenadora. Cuando decidí ser jugadora profesional también decidí que quería ser entrenadora algún día, ya sea en fútbol femenino o masculino, no lo sé. El deporte es el mismo y si quiero entrenar a un club masculino, ¿por qué no? En 10 años podría entrenar a un equipo masculino," aseguró.

La española se definió como una "jugadora experimentada" gracias a su experiencia "en ocho países diferentes" y una carrera profesional de 15 años, pero confesó que tiene "la misma pasión por el fútbol que tenía cuando era niña."

Unos inicios duros

Precisamente en sus inicios sufrió la desigualdad que se ha ido intentando reducir en los últimos años. Cuando empezó a jugar "con 5 ó 6 años," no podía disputar los partidos de su equipo porque en el reglamento no se contemplaban los equipos no mixtos, por lo que recordó cómo se sentaba "en el banquillo a ver a sus amigos jugar" mientras ella no podía, aunque "entrenaba todos los días al máximo." Sin embargo, su primer partido llegaría finalmente.

"Mi camiseta era demasiado grande, recuerdo a mis padres y a mis abuelos en la grada. Todo el mundo perseguía la pelota: si se iba a la derecha, todo el mundo iba a la derecha, si cambiaba a la izquierda, lo mismo, pero fui muy feliz," recordó.

Para recordar a su familia ahora que pasa largos períodos lejos de casa, tiene su particular celebración de goles, el gesto que recuerda a un pulpo pegado a su cara. Lo eligió "porque el pulpo es un plato típico de Galicia" y ahora se alegra de que ayude a la región porque "ahora, muchas personas de diferentes países saben que el pulpo es un plato gallego." Precisamente de su padre recuerda una lección que ha marcado su carrera.

"No soy muy de trucos, nunca los he usado. Mi padre siempre me decía que lo importante era saber pasar, tirar y controlar el balón, que el resto no era necesario en el partido y no iba a tener tiempo para ello. Así que me concentré en las otras cosas, las importantes," explicó.

Cambio a un nuevo país

Milán es la nueva ciudad de esta trotamundos del fútbol, pero aún no ha podido disfrutar de ella porque no pueden salir, así que echa de menos "descubrir la vida en Milán." Sin embargo, está "acostumbrada" a adaptarse, aunque aseguró que en la localidad italiana "ha sido fácil desde el día uno." Fuera del campo se definió similar a dentro de él, "soy tranquila, valoro la estabilidad..."

"El Milán es un equipo puntero con mucha historia. Todos los jugadores, masculinos o femeninos, querrían jugar aquí. Para mí es un gran paso adelante en mi carrera. Soy afortunada de estar aquí porque tenemos todo lo que necesitamos para entrenar bien, para viajar y competir dando el máximo. Queremos disputarle el título a la 'Juve' en los próximos años," aseveró sobre por qué eligió su actual club.

Otra de las razones por las que la de Santiago de Compostela se embarcó en este nuevo periplo fue "el campeonato italiano", al que definió como "muy intenso" y auguró un gran futuro: "Se ha vuelto más profesional, las jugadoras son fuertes. Quizá le falta un punto de calidad respecto a otros países, pero Italia será una de las mejores ligas pronto." También se mostró optimista respecto al fútbol femenino en general, sobre todo después del auge que está viviendo en los últimos años.

"Si es un buen partido, entretenido, si ves un partido del Mundial, la Serie A u otra liga femenina y la afición lo disfruta, volverán a ver otro de nuevo. Creo que es lo que le faltaba al fútbol femenino, pero en los últimos 2-3 años hemos reducido la brecha y estamos cerca de conseguir este resultado," concluyó.

practicodeporte@efe.com