PracticoDeporteRedacción

El francés Vincent Luis se ha proclamado este sábado campeón del mundo de triatlón después de acabar quinto en la Gran Final de la localidad suiza de Lausana, mientras que los españoles Mario Mola y Javier Gómez Noya le escolta n el podio al ser plata y bronce, respectivamente.

Luis terminó quinto en la prueba ganada por el noruego Kristian Blummenfelt, por delante del español Mario Mola, que defendía el título mundial. Gómez Noya acabó sexto la carrera y se lleva el bronce.

El triatleta gallego capturó su undécima medalla en estos campeonatos, mientras que su compatriota Mario Mola se colgó al pecho la séptima.

El mallorquín Mola, que los pasados tres años se había proclamado campeón del mundo, había capturado las tres temporadas anteriores -las de los tres últimos títulos de Gómez Noya- un bronce (en 2013) y dos platas, los dos años siguientes; y con el segundo puesto en este Mundial capturó su séptima medalla seguida.

El gallego Gómez Noya, único quíntuple campeón de toda la historia del triatlón, ganó su primer título en 2008 (en Vancouver, Canadá, cuando se decidía en una sola jornada y no en varias, como ahora) y capturó los otros cuatro oros en 2010 y entre 2013 y 2015. El astro ferrolano capturó, además de la de este sábado, medallas de plata en 2007 (en Hamburgo, Alemania), 2009, 2012 y 2017; y la de bronce en 2011.

Antes de la prueba, Gómez Noya había declarado a Efe que "una undécima medalla en un Mundial sería la leche" y este sábado cumplió su objetivo.

En total, con las dos logradas este sábado en Lausana, España suma en total 22 medallas en los Mundiales de triatlón, el deporte olímpico que une la natación con el ciclismo y la carrera a pie.

El talaverano Fernando Alarza -tercero en Lausana y que acabó cuarto el Mundial 2019- fue bronce en 2016. Y con anterioridad, el gallego Iván Raña, auténtico 'padre' deportivo del triatlón en España, se proclamó campeón del mundo en 2002 (en Cancún, México) y capturó platas en 2003 (en Queenstown, Nueva Zelanda) y en 2004 (en la localidad portuguesa de Funchal, en Madeira); cuando el Mundial se resolvía en un día.

Sánchez Mantecón, campeón Sub-23

La primera alegría para el triatlón la dio ayer viernes Roberto Sánchez Mantecón al proclamarse nuevo campeón del mundo sub-23 de triatlón, tras imponerse con claridad en la localidad suiza de Lausana al húngaro Csongor Lehmann con una ventaja de 16 segundos.

El triatleta valenciano completó el recorrido, de 1.500 metros a nado, cuarenta kilómetros en bicicleta y diez más de carrera a pie, en una hora, cincuenta minutos y veinte segundos, por delante del mencionado Lehmann; y con una ventaja de medio minuto sobre el israelí Ran Sagiv, que se hizo con la medalla de bronce.

practicodeporte@efe.com