PracticoDeporteRedacción

Yulimar Rojas ha sido la gran estrella del Meeting de Madrid celebrado en una pista de Gallur llena hasta la bandera y que ha vibrado como nunca con el estratosférico récord del mundo de la venezolana, que volaba hasta los 15.43 en su último intento.

Nada ni nadie ha podido eclipsar a la triplista, que acudía con dicho récord entre ceja y ceja y que iba a terminar celebrando su éxito a lo grande, con una afición volcada con ella y que se ponía en pie para disfrutar de semejante hazaña.

Ausencia de Ana Peleteiro

Porque no hay que olvidar que Rojas, pupila de Iván Pedroso, entrena en Guadalajara, donde comparte pista con una de nuestras grandes referentes, Ana Peleteiro, que causaba baja en Madrid a última hora y que no podía disfrutar del logro de su compañera en la misma pista madrileña.

A la sombra del récord del mundo de Rojas, hubo otras grandes historias que endulzaron el evento. Es el caso de la fabulosa final de los 1.500 femeninos, donde Marta Pérez volvía a mostrarse en plena forma, establecía una nueva marca personal con 4:07.37, colocándose tercera española de todos los tiempos. La prueba la ganó Gudaf Tsegay, la gran favorita.

El etíope Wale Getnet venció en un espctacular 3.000 en el que dejaron grandes actuaciones dos de los españoles ilustres de la distancia, Ouassim Oumaiz, que también mejoró su marca personal dejándola en 7:44.39, y Adel Mechaaal.

Fabrice Hugues Zango y Juan Miguel Echeverría dominaron en el triple y la longitud masculina. Y lo hicieron con buenas marcas. El primero de ellos se fue hasta los 17.31, mientras que el segundo llegó hasta los 8.41 en dos concursos donde el público también apaludió a rabiar a Pablo Torrijos y Eusebio Cáceres respectivamente.

Fabulosa actuación de Errandonea

Del resto de españoles y españolas, una de las grandes actuaciones la volvió a protagonizar Teresa Errandonea en los 60 metros vallas. Primero se clasificó para la final con 8.04, que era ya la mejor marca de su vida, algo que mejoró una hora después en la gran final, terminando tercera con 8.00, siendo superada solamente por dos estrellas mundiales como las estadounidenses Christina Clemons y Nia Ali.

También mejoraros sus registros los dos descarados y jóvenes ochocentistas nacionales en la última carrera del meeting. Mariano García peleó incluso la victoria con su 1:46.31, siendo solamete superado por Kipruto y Ksczcot, mientras que Adrián Ben acabó quinto con 1:46.60.

Samuel García ganó en los 400 lisos y Ronnie Baker demostró su punta de velocidad en una final de 60 que se vio afeada por la descalificación por salida nula de su compatriota Mike Rodgers.

Madrid llenó Gallur, disfrutó del mejor atletismo del mundo y siempre recordará este día por el rugido de Yulimar Rojas, una de las grandes estrellas del atletismo mundial, que deja un registro que ya es parte de la historia de este deporte. Sus 15.43 son leyenda.

Practicodeporte@efe.com