“Bohemian Rhapsody”, la cinta que llevó la historia de la banda británica Queen a la gran pantalla, fue un éxito en taquilla. Pero su éxito trascendió la taquilla: la película consiguió que muchas personas, incluidos los jóvenes de la Generación Z, descubriesen y se interesasen por la música de Queen.